paneles-perforados-diy

'DIY'

Paneles perforados: una solución genial para decorar y mantener el orden

Son una idea práctica y decorativa para cualquier espacio de la casa. Aprende a utilizarlos y haz tu propia versión 'DIY'. ¡Te enseñamos cómo!

Los tableros o paneles perforados se utilizaban originalmente en los talleres para organizar las herramientas y tenerlas a mano, pero se hoy se han convertido en un elemento versátil y práctico que te ayuda a mantener en orden los mil objetos que usamos a diario. Se pueden utilizar en toda la casa, ya sea en el salón, la cocina o en una pared del cuarto de baño.

Lee: Cómo conseguir que tu salón esté siempre ordenado

Composiciones a tu medida

Un sencillo panel perforado con agujeros equidistantes, de madera o de metal, es el punto de partida, la base de la idea. Después podrás personalizarlo como quieras, en función de tus propias necesidades, del espacio que tengas disponible o de aquellas cosas que quieras organizar en él. Ganchos para colgar, piezas de madera, baldas o estantes volados, cajas o contendores, etc. Hay muchas opciones para crear las composiciones más funcionales en cada caso.

Lee: Cómo colgar cuadros en tus paredes sin hacer agujeros

Crea tu propio panel perforado DIY

Con este proyecto de bricolaje sencillo podrás renovar la decoración de tu casa, al tiempo que pasas un rato entretenido. No necesitas demasiados materiales ni herramientas complejas, y lo puedes utilizar para lo que quieras, como colgar las llaves, el bolso en el recibidor o los accesorios de cocina, y donde quieras: en el rincón de estudio frente al escritorio, en el cuarto de los niños…

¡Manos a la obra!

  • Necesitarás un tablero grueso de madera o contrachapado (córtalo a la medida adecuada con una sierra de calar o cómpralo ya cortado), una barra de madera de unos 16 mm de grosor, una tabla de 1 cm de grosor y unos 15 cm de ancho, cola blanca, lija de grano fino, ganchos y cajas para colocar en el panel, tacos y soportes para colgar armarios.
  • En cuanto a las herramientas, hazte con una sierra de calar, taladro y broca de pala (puedes usar una del nº 14 aunque esto dependerá del tamaño de los agujeros), sierra de calar, sargentos y pinzas, metro, lijadora eléctrica y nivel de burbuja.

Lee: Juguetes para mascotas con materiales reciclados

Cortar y perforar el tablero

  • Puedes hacer el panel perforado de la medida que prefieras, comprando un contrachapado ya cortado o reutilizando un tablero. Tendrás que lijarlo con la lijadora eléctrica, insistiendo en los bordes y cantos para dejar la superficie lisa y sin astillas.
  • A continuación, haz los agujeros en el panel. Con ayuda del metro y un lápiz, traza líneas horizontales y marca sobre ellas los puntos en los que irán los orificios. El número de líneas y por tanto de agujeros dependerá del tamaño del tablero. Ten en cuenta que han de estar todos a la misma distancia, perfectamente alineados y formando una especie de cuadrícula imaginaria. Fíjate en las imágenes de los paneles para reproducir la idea.
  • Coloca el tablero sobre un mártir (un trozo de madera que proteja tu mesa a la hora de taladrar) y sujétalo con unos sargentos o pinzas para que no se mueva. Ve haciendo los agujeros con el taladro y la broca de pala, colocando la herramienta totalmente perpendicular al tablero. Una vez hayas terminado, pasa la lija en los orificios para alisar la madera.
  • Ya tienes el panel cortado y perforado. Ahora es el momento de decorarlo, si prefieres personalizarlo más. Puedes dejarlo tal cual, pintarlo del color que más te guste, aplicar un tinte para madera, etc.

Lee: 14 imprescindibles para montar tu oficina en casa

Baldas, soportes, colgadores… ¡equipa tu panel!

  • Comienza por cortar la tabla de madera para hacer las baldas. No tienen que ser demasiado anchas, con unos 12 cm será suficiente. Líjalas como has hecho con el tablero.
  • Para hacer los soportes que sujetarán las baldas tendrás que cortar la barra de madera con la sierra de calar. Necesitarás cuatro piezas de unos 15 cm de longitud. Mide con el metro, marca y corta la barra sujetándola antes a la mesa de trabajo. De la misma manera, haz algunas piezas de unos 6 cm de largo que servirán de colgadores.
  • Piensa cómo vas a disponer los diferentes elementos en el panel. Cuando ya lo tengas claro, pega con cola blanca los soportes de las baldas en los orificios que prefieras. Asegúrate de que quedan bien rectos colocando sobre ellos un nivel de burbuja y ajústalos antes de que la cola se seque totalmente.
  • Encola también las piezas de madera más cortas insertándolas en los agujeros que prefieras. Añade ganchos y contenedores de colgar.
  • Para terminar, instala el panel perforado en tu pared utilizando tacos y soportes especiales para tableros y armarios.

Más sobre

Read more