Orden en casa

Hábitos que las 'home organizers' practican todos los días para mantener en orden su casa

Hemos preguntado a algunas de las gurús del orden, las que más saben en materia de organización, qué cosas hacen ellas cada día para mantener en orden sus casas. ¡Sigue sus indicaciones!

Porque el orden afecta a muchas facetas de la vida de una persona, no únicamente al orden de un cajón. Para las personas ordenadas es algo fácil. Mantener el orden no les supone un esfuerzo. ¿Por qué a tantas otras personas sí? Precisamente para ayudar existe la profesión de organizador profesional. Muchas veces escuchar a alguien que controla el tema hablar, nos abre los ojos. De ahí que tengas que leer lo que estas cuatro profesionales (porque no solo existe Marie Kondo) tienen que decir. Además, ¿qué mejor que saber qué rutinas hacen ellas cada día para lograr vivir en equilibrio?

Ana y Mónica, expertas en orden de Inside Espais PersonalitzatsVER GALERÍA

Inside Espais Personalitzats: Ana Balagué y Mónica Benages

“Personalmente nos organizamos y planificamos con tiempo, hay que revisar cajones periódicamente para tirar lo que hemos acumulado fuera de lugar y establecemos rutinas para agilizar dinámicas de orden, con listas o calendarios”. Así empieza la entrevista con Ana y Mónica (www.insideespais.es).

Para estas dos gurús del orden que llevan muchos años dedicándose a su pasión y ayudando a otras personas a adquirir esos hábitos de orden, sí es posible que una persona que no sea ordenada adquiera los hábitos correctos para serlo. “Somos animales de costumbres, aprendemos y desaprendemos continuamente. Para aprender a ser ordenado, hay que asignar un sitio específico para cada cosa, agrupando los objetos similares y creando categorías, descartar lo que ya no necesitas para dejar espacio a las cosas importantes. Así adquieres una nueva rutina, un tránsito más organizado y que te hace la vida más fácil”. Al final, como ellas mismas recuerdan, ¿quién no quiere vivir en armonía?

Para Inside Espais Personalitzats estas son las 4 cosas que las personas ordenadas deben hacer (y hacen) todos los días para mantener en orden su casa:

1. Recoger y limpiar la cocina cada noche. Es agradable empezar el día preparando el desayuno en un espacio ordenado y limpio.

2. Ventilar bien el dormitorio y hacer la cama, una habitación con la cama hecha transmite mucho orden.

3. No acumular ropa y zapatos fuera de su sitio, si dejas en la silla ropa que ya has usado pero no está sucia, vuelve a colgarla en un rincón del armario o adquiere un galán de noche.

4. Recolocar bien cojines, plaids y mesa del salón antes de ir a dormir.

En resumen: ordenar es una oportunidad para demostrar aprecio hacia nuestro hogar, nuestras pertenencias y nuestra propia persona. El orden te aporta más seguridad, sabiendo qué tienes y dónde encontrarlo”.

 

Maite Albañil, experta en orden de KitorganizerVER GALERÍA

Kitorganizer: Maite Albañil

Maite es otra home organizer u organizadora profesional que ha querido dejar claro que una persona ordenada a veces nace pero también se hace: “¡desde luego! Solo hace falta un poco de constancia hasta que consigues automatizar las nuevas costumbres. Como en todo, lo que cuesta es romper el hábito antiguo. Una vez has pasado esa fase, lo demás viene solo”.

Para la fundadora de Kitorganizer (www.kitorganizer.com), las 4 cosas que hay que hacer (y que ella pone en práctica) a diario para mantener en orden su casa y tu vida son:

1. Yo tengo la oficina en casa y esto, si no se controla bien, puede ser un foco de improductividad. Para evitarlo, me pongo horarios. Dedico 30-45 min a recoger la casa antes de sentarme a trabajar, pero siempre inicio mi jornada a la misma hora.

2. Delego aquello que no me aporta para cumplir mis objetivos, que no se me da bien o que me lleva mucho tiempo hacer. Con ello consigo concentrarme en lo que sí importa para mí y para mi familia.

3. Cuando me pongo a cocinar, nunca hago solo una comida. Aprovecho ese tiempo para hacer las de los días siguientes y uso todos los fogones. Así me evito tener que destinar un tiempo diario a esta actividad.

4. Uso muchísimo el calendario. ¡Me lo agendo todo! De esta manera no se me escapan los planes y sé en todo momento qué hago y para qué.

En resumen: “motivaría a una persona que quisiera ser ordenada preguntándole cosas como: ¿quieres sacar más partido a tu tiempo y a tu dinero? ¿Quieres tener un mayor control de tu vida? ¿Quieres disfrutar más de tu casa? ¿Y mejorar tu autoestima? ¡Solo necesitas un plan!”

Leer: Cocinas en orden: cómo tener todo a mano y organizado para encontrarlo a la primera y de un vistazo

 

Adelaida Gómez, experta en orden de Orden StudioVER GALERÍA

Orden Studio y La Escuela del Orden: Adelaida Gómez

“Es posible ser ordenado. Es una conducta aprendida. Si bien forma parte de nuestra personalidad, no es algo con lo que nacemos -como ser alto o tener el cabello rojo-. Por esta razón es posible integrar nuevos hábitos que nos ayuden a ir, poco a poco, siendo más ordenados”, indica la fundadora y directora de Orden Studio (www.ordenstudio.com) y La Escuela del Orden.

Como organizadora profesional, Adelaida Gómez maneja al dedillo las cuestiones relacionadas con el orden y la organización de la casa. Los profesionales que se dedican a esto nos ayudan a aprender y establecer rutinas y hábitos que mejoran la vida en general. No es solo que nos digan qué ropa hay que tirar, cómo colocar un armario o cajón, que muebles comprar para mejorar el orden… es que hay hábitos que nos ayudan a organizar el tiempo. Controlar una agenda, aprender a hacer la compra o a organizar el tiempo para cada tarea. Ella indica: “tus espacios son un reflejo de tu mente, así cuando pones orden en cualquier lugar alrededor permites que, entre el flujo de la creatividad y la paz, y esto no solo se refleja en tu casa sino también en tu vida”.

“Ser ordenado o desordenado está relacionado con ciertos patrones de conducta y sus consecuencias; si vemos que los resultados de algo que hacemos son, de cierta forma, benéficos o adecuados para nuestro estilo de vida, lo continuaremos haciendo. La diferencia es que ser ordenado tiene consecuencias positivas a largo plazo, mientras que ser desordenado solo puede beneficiarnos por un tiempo corto y la posibilidad de acarrearte problemas en el futuro”, explica Adelaida. “Por ejemplo, lo que en un principio puede ser un aspecto positivo del desorden como el no tener que esforzarse, terminar las tareas antes del tiempo esperado, etc. es un beneficio, ya que el orden supone esfuerzo y consumo de tiempo. El problema es que a largo plazo hay una serie de inconvenientes que se ven reflejados en varios aspectos de nuestra vida como el trabajo, la imagen personal, nuestras relaciones interpersonales, entre otros”.

Estas son las 5 cosas que una persona ordenada y organizada como Adelaida hace cada día para mantener el orden:

1. Me levanto temprano, esto me ayuda a tener un mejor control sobre mi tiempo y todo lo que tengo que hacer en el día, incluso contemplar actividades de gusto personal como leer o realizar alguna actividad antes de empezar a trabajar.

2. Doy las gracias. El agradecimiento contribuye al bienestar emocional y nos permite disfrutar de nuestros logros y sentirnos más satisfechos. Nunca está de más mirar alrededor y darnos cuenta de todo lo bueno que tenemos y lo mucho que hemos logrado para sentirnos agradecidos con el universo.

3. Respeto mis horarios. Las horas que son para trabajar las destino para trabajar, las que son para la familia igual. Es importante respetar estos horarios para contar con un equilibrio en nuestra vida.

4. Cada cosa en su lugar. Si algo se usa debe de regresar a su sitio, de lo contrario empiezas a generar un patrón de desorganización del que luego es más difícil deshacerse.

5. Trato de llevar una vida sostenible y responsable, ya que la organización y el orden no solo se trata de arreglar o limpiar la casa, sino de ser considerados con todo lo que nos rodea. En la medida de lo posible, implemento ciertos aspectos en mi vida que me ayudan a llevar una vida coherente con lo que trato de transmitir a las personas, orden interior y exterior para lograr un equilibrio.

En resumen: “llegar al punto en el que nos damos cuenta de que somos personas desordenadas no es fácil y muchas veces requiere de la ayuda de un profesional, sin embargo, el primer paso para solucionarlo es, como siempre os digo, tomar conciencia. En el momento en el que somos conscientes de que algo no va por el camino que queremos es cuando empezamos a hacer algo por solucionarlo”.

Leer: Cómo ordenar tu casa en 5 pasos con el método japonés 'dan sha ri'

 

Vanesa Travieso, organizadora de Pon OrdenVER GALERÍA

Pon Orden: Vanesa Travieso

Professional organizer, así se presenta Vanesa Traviso, de Pon Orden (www.ponorden.com), que está convencida de que “es perfectamente posible que una persona no ordenada adquiera hábitos del orden. Ser ordenado se puede aprender, pero necesitas saber hacerlo. Para adquirir una rutina o un hábito se necesitan 21 días, eso sí, has de querer hacerlo y vencer la pereza de los primeros días. La motivación de la mayoría de las personas es saber que tener las cosas ordenadas les hace bien y les ayuda en su día a día. Tengo clientas que después de un año de haber ido a sus casas siguen con las cosas igual”.

“El orden y la organización han estado muy presentes en mi vida desde pequeña. Un día, alguien me regaló el libro La Magia del Orden -de la gurú del orden Marie Kondo- y desde entonces todo cambió”. Precisamente Vanesa está formada como organizadora profesional con la japonesa en su método, coach de organización y gestora en la organización de reformas en viviendas.

Las cosas que hace cada día para mantener en orden su casa, su vida y sus rutinas y que tú puedes adquirir también son:

1. Al llegar a casa dejo abrigos, chaquetas o zapatos en su sitio.

2. Me rodeo solo de cosas que me gustan y hacen que estar en casa sea el sitio donde mejor estoy.

3. Jamás acumulo bolsas de plástico, tengo 3 ó 4 y las doblo metidas en una caja.

4. No tengo ropa de andar por casa.

5. Dejo la cocina lo más recogida posible por la noche.

6. Si me encuentro un juguete en la cocina lo llevo inmediatamente a su sitio.

7. En cada percha solo guardo una sola prenda.

8. Doblo en vertical todo lo que se pueda doblar en vertical.

9. No acepto muestras de cremas, perfumes o cosméticos si no los voy a utilizar.

En resumen: “una vez está ordenado todo, generalmente, esas personas se motivan solas pero durante el proceso, hablamos mucho del descarte, de la acumulación de cosas que guardamos en casa por si acaso, de que somos capaces de decidir si nos compramos una casa o nos separamos y, sin embargo, no somos capaces de decidir descartar un vestido que lleva colgado años… les pongo ejemplos y les hago ver que en muchas ocasiones nuestras casas son almacenes, que deshacerse de cosas les va a ayudar a sentirse mejor, a ganar espacio, a ganar seguridad en sí mismos, hablamos de lo qué sienten por esas cosas o simplemente, se dan cuenta de que guardar una caja vacía de una plancha que tienen desde hace años no tiene ningún sentido…”

Leer: Propósito de temporada: ¡Quiero una casa en orden!

Más sobre

Read more