Soluciones para que el cuarto de los niños deje de ser 'una leonera'

Mantener su habitación ordenada será más sencillo si pones en práctica estos consejos.

Juguetes y más juguetes. Las habitaciones de los más peques de la casa pueden convertirse en una especie de 'jungla' o 'leonera' inaccesible si no conseguimos que aprendan a poner un poco de orden en ellas. Aunque al principio es posible que los padres tengan que realizar todo o casi todo el trabajo por sí mismos – especialmente en las edades más tempranas de los menores-, con el paso del tiempo los niños pueden modificar sus rutinas de comportamiento y organización y crear un mejor ambiente en sus dormitorios o espacios de juego. Para conseguirlo, tener diferentes soluciones de almacenaje, aprovechar los espacios de cada tipo de cosa, o jugar con los colores, pueden ser tácticas de gran ayuda.

Estanterías y baldas

Las estanterías modulares abiertas son una opción muy acertada para colocar de forma ordenada los juguetes y cuentos de los niños, aunque también puedes colocar puertas a los módulos para que las cosas estén menos a la vista. Además, por su ergonomía, los estantes más bajos les serán muy útiles a la hora de sacar y guardar posteriormente por sí mismos los muñecos que más utilicen.

Las baldas colgadas de la pared también pueden ser una buena opción para ordenar sus peluches y que, además, estén a la vista y formen parte de los elementos decorativos de la estancia.

Cajas y baúles

Cajas de diferentes tamaños, maletas, o baúles, pueden llegar a convertirse en los elementos de organización perfectos para el cuarto de los niños. Clasificando los juguetes por tamaños o tipos (muñecas, peluches, puzles y rompecabezas, etcétera…) y colocando cada uno de ellos en sus respectivos cajones, será mucho más fácil y rápido encontrarlos cuando quieran jugar con ellos, con el extra de que, al finalizar el juego sus habitaciones estarán perfectamente ordenadas.

Las hay de tela, de mimbre, de plástico… las opciones son múltiples y los precios de las mismas muy variados.

Quizás te interese:

- ¿Cómo distribuyo el espacio del cuarto de mis hijos?

- Convierte el dormitorio de tus hijos en un espacio único y confortable

- Dormitorios infantilees que ayudan a conseguir un buen descanso

Aprovecha los espacios

Muchas veces la clave para tener una habitación ordenada se encuentra en aprovechar cada rincón al máximo. Si, por ejemplo, la cama no tiene cajones en la que puedas almacenar sus juguetes, y hay espacio entre la estructura de la misma y el suelo, puede ser un buen lugar para 'esconder' cajas con las cosas que menos utilicen o reorganizar el cuarto de forma rápida.

Juega con los colores

El mundo del color despertará sus sentidos y hará que, cuando llegue la hora de recoger, la tarea sea mucho más amena. Los colores pueden ayudar a los niños, especialmente los más pequeños, a identificar rápidamente sus cosas. Utilizando organizadores de diferentes colores para guardar sus juguetes será mucho más sencillo que localicen cada una de sus cosas.

Más sobre

Leer más