Remedios caseros para arreglar los arañazos de tus muebles de madera

El aceite de hígado de bacalao, los posos del café o las nueces son algunos de los productos que pueden ayudarnos a conservar los muebles tan relucientes como el primer día

Mascotas corriendo por la casa, niños explorando los espacios de las habitaciones, golpes inoportunos... Aunque intentemos mantener intactos todos los rincones nuestro hogar, es prácticamente imposible evitar que los muebles de madera acaben dañados y que aparezcan pequeños arañazos. Algo que puede provocar que ese mueble que tanto nos gustaba haya pasado a un segundo plano en la decoración de la casa. Sin embargo, existen remedios caseros con los que 'restaurar' los muebles de madera y mimar uno de los materiales más delicados del hogar de una forma rápida y fácil. Algunos son tradicionales, mientras que otros son realmente sorprendentes.

Leer: Remedios caseros para unas plantas más bonitas

Aceite de hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao, también llamado oleum morrhuae, es como su nombre indica aceite extraído de hígados de bacalao, y cada vez más popular entre los amantes del fitness. No obstante, más allá de su uso gastronómico, este suplemento nutriciónal es idóneo para reparar y proteger los muebles del hogar. Basta con aplicarlo sobre la superficie dañada, esperar unas horas hasta que el líquido penetre en la madera y frotar después con cualquier trapo para sacarle brillo al mueble. No obstante, este 'desconocido' aceite no es el único válido para arreglar los arañazos.  

AdobeStock_aranazo_mueblesVER GALERÍA

Aceite de oliva y vinagre

Uno de los remedios más tradicionales y al alcance de todos es realizar una solución de aceite de oliva y vinagre. Para ello, se debe mezclar una cuarta parte de vinagre con tres cuartas partes de aceite y aplicarlo sobre el mueble con un trapo. Deja que se absorba durante unos minutos y finalmente retira los posibles excesos con un trapo húmedo. Además de ser capaz de disimular todos los arañazos de los muebles, esta clásica 'pócima' también es un excelente abrillantador para la madera.

Leer: Sencillos trucos para eliminar el pelo de tu mascota de la ropa y otras superficies

Nueces

Además de ser un gran aliado de la salud, aunque parezca increíble, las nueces también son una buena herramienta para disimular los arañazos en este delicado material. Basta con moler varias nueces hasta conseguir una harina fina y añadir un poco de agua o aceite de oliva para hacer una pasta. Frotar la mezcla sobre la superficie a tratar y dejarla secar durante unos minutos. Finalmente, retira el exceso con un paño seco y repite este mismo proceso durante, al menos, una vez a la semana para conseguir resultados.

Posos de café

Los posos de café tienen multitud de usos. Desde acabar con los malos olores de la nevera, basuras y armarios o limpiar sartenes, hasta hacer compost y restaurar un mueble dañado. De esta manera, son un buen tinte natural para los muebles que empiezan a verse envejecidos y han sufrido arañados. Al igual que los anteriores, este truco es sencillo de realizar. Se deben humedecer los posos de café con agua o con aceite de semillas de lino, aplicarlo sobre el área que quieres restaurar y retirar los restos con un paño. Irán desapareciendo los arañazos y a su vez rellenando las grietas o golpes que pueda tener el mueble.

Leer: Trucos para que tu casa huela bien

Más sobre