Sillas icónicas del mundo del diseño que tienen su versión ‘low cost’

Conoce el origen de estos objetos y los sitios donde puedes encontrar sus versiones más asequibles

Al igual que pasa con la moda, la decoración también tiene corrientes de tendencia y siluetas que son imitadas una y otra vez. Hay una serie de sillas o sillones que estamos acostumbrados a ver en diferentes tiendas y que, casualmente, nos recuerdan mucho a esa pieza que nos llamó tanto la atención en una película o en el escaparate de una carísima tienda de diseño. Desde HOLA.com hemos querido recopilar algunos de esos asientos cuyas líneas quedarían perfectas en prácticamente cualquier estancia y, además, ofrecerte las versiones más asequibles del mercado.  

Silla Butterfly o BFK (diseño original de Antoni Bonet i Castellana)
 

Silla ButterflyVER GALERÍA

Creada por el diseñador catalán Antoni Bonet i Castellana durante su estancia en Buenos Aires en 1938. Su forma emula la de una mariposa con las alas abiertas y, además de en este insecto, su creador se inspiró en las tripolinas (un tipo de silla plegable) que usaba el ejército inglés. Con una estructura metálica cubierta por tela, las versiones de este asiento en la actualidad son tan numerosas como tejidos resistentes hay. En cuero, plástico o tela, la puedes encontrar la silla Butterfly en tiendas como La Oca, donde recibe el nombre de Butaca FLAP, su precio es de 172’50 euros y ofrecen cuatro acabados diferentes para elegir. 

Silla DSW (diseño original de Charles & Ray Eames)
 

Silla DSWVER GALERÍA

Este es, posiblemente, uno de los muebles más imitados del último siglo. Sus autores fueron Charles y Ray Eames, un conocido y prestigioso matrimonio de diseñadores que creo la silla para un concurso organizado por el MoMA de Nueva York. Su diseño inicial se compone de un asiento creado por una carcasa de plástico y patas inclinadas aunque, en la actualidad, se ha versionado en numerosos materiales. En Maison du Monde, por ejemplo, ofrecen una pieza muy similar que sustituye el plástico por la piel. El modelo se llama Austerlitz y tiene un precio que oscila entre los 130 y los 175 euros según el acabado final que se elija. 

Silla Tolix (diseño original de Xavier Puchard)
 

Silla TolixVER GALERÍA

Esta silla se ha convertido en uno de los estandartes de la decoración industrial. Creada por el diseñador francés Xavier Pauchard en la primera mitad de los años 20, el modelo Tolix está incluido en la colección de diseño del prestigioso Centro Pompidou. Su silueta hace de este un mueble apilable y, al estar hecha en metal, son muchísimos los colores en los que se ha versionado. En el portal de decoración SKLUM venden la silla inspirada en la de Pauchard por algo menos de 35 euros y puedes elegir entre una gama de 23 tonalidades. 

Silla Acapulco (diseño anónimo, creado en la década de los 50)
 

Silla AcapulcoVER GALERÍA

Esta pieza se hizo popular en los años 50. De autor desconocido, este diseño mexicano debe su fama a que, durante esa década, Acapulco era el lugar de moda entre los artistas y las grandes fortunas americanas del momento. Su nombre proviene del legendario Resort Pacífico Acapulco, un hotel muy frecuentado por celebrities de la época. La silla, que no tiene una fabricación complicada, era uno de los elementos que decoraba prácticamente cualquier terraza de la paradisiaca ciudad y terminó por convertirse en objeto de deseo de los veraneantes, que no dudaron en exportar el mueble. Este objeto se compone de una sólida estructura de metal y un asiento creado por un entramado de cuerdas plásticas que, a pesar de lo que pueda parecer, resulta de lo más confortable a la hora de sentarse. Perfecta tanto para interior como para exterior, puedes encontrar la réplica casi exacta de este icónico modelo en Westwing por 49’95 euros, existiendo además gran variedad de colores. 

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más