Claves para la distribución de un salón comedor

Si tienes un salón comedor, es probable que te preguntes sobre la mejor distribución de los muebles para que así puedas aprovechar mejor el espacio y conseguir diferenciar correctamente ambas zonas de la casa.

El salón comedor es uno de los espacios más importantes de la casa, porque es el punto de encuentro de toda la familia, y el lugar donde recibimos a nuestros invitados. El objetivo es conseguir un comedor en el que podamos tener sobremesas interminables, y un salón que invite a conversar y a disfrutar en compañía. Una buena distribución lo hará todo mucho más fácil.

Analiza la forma del salón comedor

La distribución del salón comedor dependerá en primer lugar de la forma de su planta. Aunque ninguna solución es la única posible, sí podemos utilizar algunas pautas que nos ayudarán a rentabilizar el espacio lo mejor posible:

  • Salón cuadrado: en este caso es mejor colocar los sofás en una esquina, en L, y en el extremo contrario el comedor. Pero si la entrada está en el medio del salón, acertarás colocando la zona de estar y el comedor en paralelo.
  • Salón rectangular: ubica el comedor y la zona de estar en los extremos. Los sofás enfrentados o en L, el más grande siempre en la pared más larga.
  • Salón en L: distribuye los sofás en una esquina, adosados a las paredes, y con el comedor en el extremo libre.
  • Salón irregular: la mejor opción es colocar el salón en la zona más alargada y el comedor en el espacio restante.

Leer: Claves para conseguir una vivienda más luminosa

integracion-salon-comedorVER GALERÍA

La integración del comedor en el salón

La clave principal para integrar el comedor en el salón está en lograr que ambas partes queden limitadas sin perder la idea de conjunto. La disposición del mobiliario es una de las formas más sencillas de diferenciar el salón del comedor. Para separar ambientes puedes utilizar dos alfombras distintas o recurrir a los propios muebles. Y es que una pieza concreta puede ser suficiente para separar los espacios, como una estantería abierta por los dos lados.

El salón: un lugar para el encuentroVER GALERÍA

El salón: un lugar para el encuentro

Una vez delimitados los espacios, tendremos que centrarnos en cada uno de los ambientes. En la zona de estar lo más importante es generar una experiencia confortable y crear un espacio para conversar y disfrutar. Por lo tanto, lo ideal es disponer los asientos enfrentados, ya sea un sofá y butacas, o dos sofás. Si el salón es alargado puedes elegir un sofá chaise longue y un puf que puedas mover con facilidad y que te sirva de asiento extra.

Leer: ¿Existe el salón perfecto?

Un comedor para una buena sobremesaVER GALERÍA

Un comedor para una buena sobremesa

Normalmente, se reserva para la zona del comedor la parte más reservada y con menos claridad del salón. Sin embargo, lo importante es conseguir un espacio armónico y cercano a la cocina, por una cuestión de comodidad. Y si además consigues que tenga una entrada de luz natural, tus comidas serán muy agradables.

A la hora de elegir la mesa importan tanto el tamaño como la forma. Si la planta es cuadrada, opta por por una mesa cuadrada o redonda; si la planta es alargada, una mesa rectangular; y si es irregular, opta por una mesa redonda que ayude a disimularlo. Si el espacio con el que cuentas es demasiado pequeño, acerca la mesa a la pared y elige una extensible que sea alargada o cuadrada.

Leer: Anímate a montar un comedor en tu jardín o terraza

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más