Claves para elegir el aparador perfecto

A la hora de comprar un aparador para elsalón o el comedor, ten en cuenta dónde vas a colocarlo. Así será más sencillo elegir el color, el estilo y el material

¡Nos gustan los aparadores! Son muebles realmente agradecidos. De esos que dotan de mucha personalidad al salón y, de paso, a toda la casa. Los hay en montones de estilos, formas, materiales y hasta colores. Y los puedes encontrar, así como quien dice, para todos los bolsillos.
Por eso, si no sabes qué colocar en el salón o comedor de casa para que decore, y te planteas esa posibilidad, no lo dudes. Una de las ventajas de colocar una de estas piezas es que, además de como elemento decorativo, sirve para almacenar un montón de cosas. Lo más habitual suele ser guardar una cristalería o una vajilla especial, la de los grandes acontecimientos, las visitas y la Navidad.


Cuando comiences a buscar el mueble que quieres, recuerda que el tamaño es muy importante. Has de tener muy en cuenta el espacio con que cuentas. Aunque no sea muy grande, si va muy justo de espacio, puede resultar excesivamente voluminoso. En ese caso, además, es buena idea que lo compres con estantes abiertos y puertas correderas. El aspecto es más ligero visualmente.
Por otro lado, si es demasiado pequeño, le quitarás protagonismo. Tu intención en ese sentido irá en función de si forma parte de un conjunto ya coordinado o si quieres que sea la pieza estrella de la estancia. En ese caso, busca algo que no se dé de patadas con el resto de la decoración del salón; pero que tenga personalidad, que destaque sobre el resto del mobiliario.


En cuanto a los materiales, decide según el estilo. Para estilos clásicos, contemporáneos, si sigues las tendencias nórdicas… la madera será la elección adecuada. Si, por el contrario, cuentas con una vivienda de estilo minimalista, quizás te convenga algún material tipo piedra acrílica. Claro que en ese caso deberán hacértelo a medida. Y si tu casa sigue los dictados industriales, el metal es lo tuyo. Pero de eso ya hablaremos otro día.

Los que nos parecen más fáciles de combinar son los de madera. Aunque en Valenti, por ejemplo, cuentas con algún sorprendente modelo que mezcla ese noble material con el metal. O con acabado en lacado brillante o metalizado. En todos los casos, el resultado es impecable y moderno sin dejar el clasicismo. Cierto es que en esta firma sus aparadores tienden a ser los protagonistas del espacio en el que se colocan. Así es por ejemplo el modelo Carla con acabado en color esmeralda. Sorprendente.

Seguimos con el color. Porque las posibilidades respecto son muchas. Una opción muy habitual es la del mueble blanco, por aquello de que da amplitud y luminosidad al espacio. En DeMarques cuentas con un modelo con las puertas en ese color, la parte superior de recubierto de espejos y los cantos y las patas en negro. El resultado es singular.
Para salones nórdicos, la madera en sus tonos más claros son perfectos. Como este estilo es tendencia no te resultará complicado encontrar modelos que se adapten a tus necesidades. Los hay en Maisons du Monde y House Doctor —a la venta en Estilo Nórdico—, por ejemplo.


Más información:
www.valenti.es
www.demarques.es
www.estilonordico.com
www.maisonsdumonde.com

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más