DE DISEÑO

Tapas y decoración, de Londres a Astorga

Te mostramos los trabajos realizados por tres estudios de decoración en tres locales de estilo informal situados en tres ciudades bien distintas

Cada cierto tiempo nos gusta mostrarte las novedades en locales de ocio, hoteles, incluso tiendas, que destacan por el mimo que se ha puesto en su decoración. A menudo son sintomáticos de las tendencias en decoración. Y nos muestran soluciones decorativas interesantes para cualquiera que disfrute de esta disciplina.
En esta ocasión vamos a centrarnos en tres bares o restaurantes informales, perfectos para tomar una cerveza y tapear. Cada uno de ellos con un estilo muy diferente —y acertado— y una ubicación bien distinta. Empezamos en la distancia. Y nos vamos hasta Londres, donde hace unos meses se inauguró Notting Hill.

Notting Hill, en Londres, ha sido decorado por Sandra Tarruella.

Sandra Tarruella Interioristas es la responsable del aspecto de este restaurante de tapas portuguesas de calidad. El principal reto del equipo de Tarruella consistía en conseguir un espacio con carácter teniendo un presupuesto limitado. Y lo han conseguido combinando elementos sencillos y empleando materiales nobles.
El resultado se hace evidente, sobre todo, en la zona del comedor, en la que la pintura y la iluminación son el recurso decorativo principal. Se sitúan franjas en diferentes tonos de verde que se extienden por paredes, techo y pavimento. En cuanto a la iluminación, es más dramática en las franjas de color, manteniendo el resto de iluminación con una luz indirecta por detrás del banco. Y luz puntual en las mesas, para crear un ambiente nocturno.
Como nexo de unión y comunicación entre las diferentes salas del restaurante, “hemos trabajado con un elemento cotidiano que encontramos en el sótano del local, los botelleros de vino”, comenta la interiorista. Se han colocado de modo que funcionan como celosía, almacén de botellas de vino y soporte de mueble de camarero.

La madrileña calle Manuela Malasaña cuenta con un nuevo y bonito local: 80 grados.

De una gran capital viajamos a otra más cercana: Madrid, donde se Inauguran locales todos los meses. No es sencillo elegir uno al que acudir. 80 Grados Malasaña nos ha gustado por su combinación de estilo informal, económico y juvenil en el que se ofrece gastronomía de calidad y decoración cálida.
Se ha conseguido gracias a la intervención del estudio de decoración Abok, que ha elegido el mobiliario; a algunos elementos desarrollados por el decorador valenciano Jaime Quiroga, y al buen gusto y la maña de los propietarios —Óscar y Jose—, que han diseñado los botes colgantes con luz interior, las pinzas en las mesas con el logo del restaurante, los grafitis de los baños, o las jaboneras realizadas con botellas de ginebra.
De este modo se ha conseguido un ambiente luminoso durante el día; e íntimo por la noche, con un estilo vintage pero juvenil al mismo tiempo. Uno de sus aciertos es haber mantenido la estructura original del local, el ladrillo visto y los sofás corridos, junto con los aparadores de aire rural y sillas de diseño.

Este local está situado en la Plaza de España de la localidad leonesa de Astorga.

Y como no todo son grandes ciudades, nos acercamos ahora a la localidad leonesa de Astorga, en concreto a la Plaza de España, donde se ubica la cervecería Aizkorri. El proyecto ha sido puesto en marcha por la interiorista Andrea Muñoz, que ha querido sacar partido a las cualidades del local situado en un edificio del siglo XIX.
Pero ha querido modernizarlo aportándole un valor añadido con un estilo contemporáneo y actual. Lo ha hecho con toques industriales, en los que la protagonista es la cerveza de bodega que ocuparía la parte central del local en tres grandes tanques de acero inoxidable.

Más información:
http://www.sandratarruella.com
www.interiorismoabok.com
http://www.ochentagrados.com
www.andreamunozdiseno.com
www.aizkorri.es

Más sobre

Leer más