Necesitas una buena cama para relajarte

Ha llegado el momento de buscar una buena cama para descansar. Te mostramos unos cuantos modelos de madera y de forja

Por fin hemos llegado a enero a 2014. La Navidad ha pasado. Para muchos, un motivo de tranquilidad y alegría. Para casi todos, un buen momento para retomar las decisiones que se dejaron a medias cuando llegó —con previo aviso, pero de pronto— la Navidad.
Seguro que estás realmente agotada después de tantas fiestas, comidas, cenas, ajetreos de compras, ir y venir… Y vas a necesitar descansar y relajarte. En otras ocasiones te recomendamos para ello una buena ducha. Una de esas que te dejan nuevo, con un buen caudal de agua.

https://www.hola.com/decoracion/galeria/2014010268932/camas-bonitas-descansar/1/VER GALERÍA
Cuando busques cama, ten en cuenta que ha de ser cómoda y bonita.
(Pulsa en la imagen para acceder a la galería de fotos).

En esta ocasión te vamos a recomendar que descanses en una buena cama. Porque tal vez esa es la decisión que dejaste a medias hace unas semanas. Y es el momento de retomar la búsqueda de la cama perfecta. Una cómoda que, además, quede perfecta en tu dormitorio.
Así son las muchas opciones que te propone Laura Ashley. La firma británica cuenta con una espectacular variedad de estilos de camas, para todos los gustos y decoraciones. Son muy bonitas las de madera. Elegantes, clásicas y, en ocasiones, con un toque romántico realmente coqueto.
Así es, por ejemplo, el modelo de cama de la colección 'Clifton'. Como el resto del mobiliario de esta línea, se caracteriza por el acabado marfil, efecto envejecido y la pátina de aplicación manual que le dota al conjunto un espectacular efecto añejo que se remarca con los tiradores de latón envejecido de la cómoda y las mesillas que lo completan.

Cierto es que aunque el efecto es tremendamente elegante —y muy clásico— ocupa bastante espacio visual y real. Vamos, que no es muy adecuado para dormitorios poco amplios. Si ese es tu caso puedes optar por un estilo algo más ligero, como los de forja, que también tienen en la firma británica de decoración.
Es el caso del modelo Hastings. Una cama color marfil de estilo victoriano, con rail superior ondulado y conchas decorativas. Piezas de fundido artesanal y suspensión de lamas curvadas. Este modelo también existe en cama nido, con tres laterales barandados.

VER GALERÍA
Para espacios más ajustados, las camas de forja son un acierto.
(Pulsa en la imagen para acceder a la galería de fotos).

Si hemos dado en el clavo con esto del hierro forjado, también puedes mirar las propuestas de Studio Martell. En concreto, de su colección 'Vintage'. Camas realizadas a mano y a medida. Esta colección se puede elegir en cama completa, con dosel o solo cabecero.
Todas estas piezas disfrutan de una estructura liviana, de barrotes finos, a los que cada modelo aporta detalles concretos: esferas de hierro coronando los vértices, barras con acabados curvilíneos... En cuanto a los colores, puede elegirse en blanco, negro y marrón óxido.

VER GALERÍA
Las espectaculares camas Hästens no son aptas para todos los bolsillos.
(Pulsa en la imagen para acceder a la galería de fotos)


Para los más exquisitos —y de bolsillos más abultados— está la siempre recomendable opción de la firma Hästens. Camas totalmente elaboradas a mano, siguiendo métodos de fabricación que se han empleado en Suecia desde 1850 y utilizando los mejores materiales naturales.

Más información:
www.lauraashley.com
www.studiomartell.es 
www.hastens.com

More about

Read more