Hay muchos tipos y diferentes modos de prepararlas, pero la receta más clásica es la que se endulza con un poco de anís y se termina de hacer en la sartén

By

Las rosquillas son uno de los dulces más típicos de nuestro país y, sobre todo, para Semana Santa. Con un sabor inconfundible, el origen de este producto se sitúa en el Imperio Romano, que rápidamente lo exportó a todas las ciudades que estaban bajo su dominio, adquiriendo en cada una de ellas una tradición propia. Así, a lo largo de nuestra geografía se pueden encontrar diferentes tipos de rosquillas, como las que se hacen en la capital para celebrar San Isidro, o las que suelen hacerse en casa, fritas y con anís. Estas son, precisamente, las que van a servirnos de base para contarte cómo hacerlas en casa y tener la mejor merienda para esta época.

Tips a tener en cuenta para hacer rosquillas

  • Su masa puede ser elaborada con muchos ingredientes diferentes y de ello depende su textura: desde las que se asimilan a un bizcocho hasta las que son de tipo hojaldrada o las que tienen una consistencia más dura. Sin embargo, los básicos son fáciles de conseguir: harina, leche, aceite y azúcar.
  • Busca una masa elástica, pero no demasiado blanda. En este caso, agrega un poco más de harina.
  • Hay que utilizar una sartén honda o, en su defecto, una cazuela.
  • El truco para hacerlas bien es que el aceite que utilizamos para freírlas debe estar muy caliente, pero sin que llegue a quemarse (es decir, que no salga humo de la sartén o cazuela). Debemos mantener esa temperatura para que se hagan por el interior y el exterior.
  • No dejar de darles vueltas con una espumadera para que se doren por todos sus lados.
  • Deben escurrir, sí o sí, sobre un papel absorbente un tiempo, porque saldrán con exceso de tiempo.
  • Suelen decorarse con un glaseado de azúcar y canela. Para ello, humedece su superficie con un poco de agua. Así conseguirás que esta mezcla se adhiera mejor.

La receta más clásica de rosquillas para Semana Santa

Un poco de naranja y limón, junto al anís dulce y el azúcar, son los cuatro ingredientes que se añaden a la masa para hablar de nuestras rosquillas más clásicas. Te enseñamos cómo se hacen pinchando en la siguiente imagen.

Paso a paso: rosquillas clásicas de anís

VER RECETA

Dos recetas para darle un toque diferente a lo tradicional

Paso a paso: rosquillas de naranja y nueces

Estas rosquillas siguen la receta más tradicional, pero con un toque diferente que le dan dos ingredientes: el zumo de naranja y las nueces bien picadas.

VER RECETA

Paso a paso: rosquillas fritas con aroma de vainilla

Al igual que estas, que suman a los ingredientes básicos una buena dosis de extracto de aroma de vainilla para darle un aroma aún más dulce.

VER RECETA