portada-adobe

Cómo preparar mantequilla vegana de una forma súper fácil

Le llamamos mantequilla, pero no está hecha con leche de vaca. Usamos frutos secos, entre otros ingredientes, para elaborarla y te explicamos cómo hacerlo. Es una tendencia completamente en auge. Puedes tomarla si eres vegano o vegetariano y, si no, también, porque cuando la pruebes, te encantará

Les sucede lo que a las bebidas vegetales de soja, almendras, avena, etc... que, aunque se les llama 'leches', no están elaboradas con leche de vaca. A estas mantequillas veganas o vegetarianas les ocurre lo mismo. Se hacen a partir de ingredientes exclusivamente vegetales. De hecho, el Diccionario de la RAE recoge la palabra leche como "jugo blanco obtenido de algunas plantas, frutos o semillas", mientras que su definición de mantequilla es "manteca de la leche de vaca".

Hoy en día, por el auge cada vez mayor del veganismo y del vegetarianismo, pero también porque muchos queremos simplemente disminuir el consumo de productos de origen animal por cuestiones tanto de salud como de sostenibilidad, estas mantequillas son perfectas.

Muchas de ellas las puedes encontrar comercializadas, pero si las haces tú en casa, te asegurarás de que son 100% naturales -sin aditivos ni conservantes-, te ahorrarás un buen dinerito y les puedes dar tu toque personal customizándolas con la elección de ingredientes y distintos aderezos.

mantequilla-veggie-adobeVER RECETA

Ingredientes para hacer mantequilla vegana

El ingrediente estrella para hacer una mantequilla vegana es el fruto seco (aunque también se hacen de legumbres y de semillas). Su contenido en grasa vegetal es perfecto para emulsionar y conseguir la textura clásica de esta preparación. Además, son una excelente fuente de proteínas vegetales, ricos en ácido oleico y Omega 3, ambos de propiedades cardiosaludables. Nos aportan minerales como calcio, magnesio, hierro y zinc, que fortalecen tanto nuestro sistema inmunitario como nuestros huesos. Y nos ayudan a prevenir el colesterol y a mejorar la salud de nuestra piel pues contribuyen a producir colágeno. Eso sí, su poder calórico es alto.

Podemos obtener mantequillas vegetales triturando exclusivamente el fruto seco elegido (almendra, nuez, pistacho, anacardo, etc.) hasta que libere su grasa y también le aportaremos algo más de untuosidad con algún aceite vegetal. El más utilizado es el de coco, pero nos valen el de girasol,el de oliva y cualquier otro de origen vegetal (eso sí, elige uno suave para que no predomine su sabor). También hay quien le pone alguna bebida vegetal y si queremos hacer manteca de coco, se le añade este fruto deshidatrado y rallado y se tritura hasta convertirse en la mencionada pasta. Y en algunas recetas, encontraréis dos ingredientes menos habituales como la lecitina de soja, que impide que se separe la parte más líquida de la sólida y la goma xantana, que ayuda a dar una mayor consistencia, pero no son imprescidibles.

Este tipo de mantequillas podemos hacerlas en versión salada (añadiendo sal) o dulce (agregando cualquier edulcorante), pero, además, quedan deliciosas si decidimos aromatizarlas con distintas especias o hierbas. Y para darles el color característico de su 'prima hermana', la mantequilla de origen animal, suele emplearse una pizca de cúrcuma.

Cómo se hace una mantequilla vegana

Por lo general, y aunque se puede usar también crudo o una mezcla de ambos, se tuesta el fruto seco elegido -con o sin piel- para que aporte más sabor. Eso sí, con cuidado de no quemarlo. Esta operación la puedes hacer tanto en el horno como en una sartén al fuego.

Cuando lo tengas tostado, lo incorporas al vaso de una batidora o robot de cocina y a partir de aquí tienes varias posibilidades: puedes triturar poco a poco, sin añadir nada más, hasta que se convierta en una pasta untuosa y si vas a incorporar el aceite o la bebida vegetal hacerlo junto al fruto seco. Los condimentos los admite antes o después del triturado.

mantequilla-vegana-ageVER RECETA

Si optas por el fruto seco crudo, el tiempo de triturado es mucho mayor, ya que tarda más en liberar el aceite y convertirse en una pasta. Asimismo, con una batidora convencional, al tener menos potencia, se necesitan más minutos que con un procesador de alimentos. Y siempre te quedará una textura más fina con este último.

Una vez que tengas preparada la mantequilla vegetal, introdúcela en un tarro de cristal que puedas tapar herméticamente. Consérvala en el frigorífico y no la tengas más de 4 semanas, porque se enrancia.

Usos de la mantequilla vegana

Los usos sí son los mismos que los de la mantequilla con grasa animal. El más corriente es el de extenderla sobre rebanadas de pan, pero también podemos cocinar con ellas y utilizarlas, sobre todo, en repostería para la preparación de bollos, tartas, cremas, etc. Nos aportan sabor pero también la consistencia que necesitan algunos platos.

Ahora ya sabes más sobre este producto que puedes hacer en casa de una manera súper fácil, en apenas tiempo y con pocos ingredientes. Te mostramos, en 5 recetas, cómo elaborar distintas mantequillas vegetales, y te damos 1 más, de propina, para hacer de forma casera margarina vegana, libre de las grasas hidrogenadas que muchas veces contienen las comerciales.

Paso a paso: mantequilla casera de almendras

Mantequilla casera de almendrasVER RECETA

Paso a paso: mantequilla vegetal de coco y anacardos

Mantequilla vegetal de coco y anacardosVER RECETA

Paso a paso: crema de coco para untar

Crema de coco para untarVER RECETA

Paso a paso: peanut butter

Peanut butterVER RECETA

Paso paso: mantequilla vegana de pistacho y limón

Mantequilla vegana de pistacho y limónVER RECETA

Paso a paso: margarina vegetal de soja

Margarina vegetal de sojaVER RECETA

Más sobre

Read more