La fideuá es un plato marinero que se elabora en una paella, con fideos en lugar de con arroz. Nos llega de la cocina levantina, más concretamente de la localidad valenciana de Gandía. A continuación te ofrecemos varios consejos para que tus fideuás no tengan nada que envidiar a las que hacen allí y, dentro del mismo pack, te regalamos 5 recetas deliciosas

By

Seguro que habéis comido fideuá en más de una ocasión. A nosotros nos encanta esta receta levantina que, según el Diccionario de Gastronomía, se trata de "un plato marinero elaborado con fideos, pescados y mariscos, como el rape, la sepia, el calamar, las gambas y las cigalas. Se elabora en una paella y es muy similar al arroz, solo que con fideos".

Es un plato originario de Gandía (Valencia) donde desde hace 4 años se celebra un concurso de carácter internacional. La receta más ortodoxa de esta localidad, en efecto, incluye sepia, cigalas, gambas y rape troceado; usa fideos del número 3; especias como pimentón y azafrán y como vegetales ajo, tomate y cebolla, amén de un buen caldo hecho con pescado de roca y cangrejos.

VER GALERÍA

Pero como, a veces, las reglas están para saltarselas, te damos algunos consejos para que, sí o sí, te salga rica, con esos y con otros ingredientes. Haremos un repaso de los factores que intervienen en la elaboración de una buena fideuá. Si los tienes en cuenta, te convertirás en todo un experto en este plato que compite con la paella, por su similitud, pero tiene sus particularidades. Al final, tienes también, 5 recetas de lo más variadas, incluso una exclusiva de vegetales y otra de butifarra, con almejas, que se unen 3 más clásicas.

Elección de ingredientes

1.- El marisco y el pescado son las 2 materias primas de una fideuá clásica, pero eso no quiere decir que no puedas usar otros, como verduras o algún tipo de carne. Para prepararlos, en el caso de los primeros, puedes saltearlos primero, sacarlos y reservarlos para añadirlos al final de la cocción. O echarlos en crudo unos minutos antes de acabar. Si optas por verduras y/o por carne, sí tienes que saltearlos previamente.

2.- Los cánones mandan que el paso siguiente es rehogar ajo, cebolla, tomate rallado, pimentón con cuidado de que no se queme. Posteriormente, hay recetas que incorporan un majado de ajo y perejil, pero lo dejamos a tu gusto. Igualmente, puedes optar por añadir otros vegetales.

Los fideos

Es el momento de echar los fideos... y aquí va un poco a tu gusto. El número 3 sería el fideo de tamaño mediano, que es el más recomendable. Pero hay quien prefiere añadir el que venden como específico para fideuá, que es bastante más gordito y, por tanto, necesita más tiempo de cocción. Y a nosotros nos gusta mucho cómo queda con fideo fino, del número 2, y se hace un poco antes.

VER GALERÍA

El caldo

Es un elemento esencial tanto de la fideuá como de la paella, porque tiene mucho que ver en el sabor final del plato. Así, si le echas cosas ricas al caldo, mejor saldrá. Y aquí los reyes del sabor marino son pescados de roja, mejillones, cangrejos, espinas de pescado... La proporción que tienes que echar es una cantidad que sea el doble de caldo que de pasta.

El recipiente

El recipiente tradicional para elaborar esta receta es la paella, sin duda, pero no es exclusivo. Te valdrán tanto una cazuela bajita con suficiente superficie para que no se apelmacen los ingredientes, como una sartén de tamaño grande. Como sucede con la receta valenciana por excelencia, la fideuá también puede llevarse a la mesa en el recipiente donde se ha cocinado y comer todos de él al típico soniquete de 'cuchara y paso atrás'. 

El fuego

Si tienes la opción de cocinar esta receta con fuego de leña, no hay nada comparable, pero no queda nada mal en el resto de fuentes de calor, como el gas, la vitro o la inducción. Sí tendrás que vigilar más el tiempo y la intensidad. Lo que tarda la cocción de la fideuá dependerá, sobre todo, del tamaño de fideo que elijas. Procura dejarlo al dente porque pasado, no hay quien se lo coma.

VER GALERÍA

El alioli

Se trata de la salsa por excelencia para acompañar a la fideuá y también a algunos arroces como el a banda. La tradición manda hacerla en mortero, pero también la puedes preparar en batidora. La receta es sencilla pero exige grandes dosis de paciencia para machacar en un mortero el ajo e ir incorporando, poco a poco, el aceite hasta conseguir una salsa ligada. Si optas por la batidora, ralla los ajos en un bol, añade una yema de huevo y ahora usa una batidora de varillas para, sin dejar de batir, ir integrando el aceite, poco a poco, en forma de hilo hasta que se forme la consistencia del alioli.

Ahora, presta atención a las 5 recetas de fideuá que te ofrecemos y elige la que más te guste. Tienes opciones para todos los gustos: con pescado y marisco, con carne, negra o con vegetales.

Paso a paso: Fideuá clásica

Esta receta es la más parecida a la que se hace en Gandía, cuna de este plato a base de marisco, pescado, fideos y caldo.

VER RECETA

Paso a paso: Fideuá con calamar y rape

En la siguiente propuesta, elegimos calamar y rape para nuestra fideuá, y dejamos los crustáceos para otra ocasión.

VER RECETA

Paso a paso: Fideuá negra con alioli casero

Te presentamos una fideuá clásica, pero negra por la tinta de calamar que añadimos al caldo. La servimos con alioli casero.

VER RECETA

Paso a paso: Fideuá con almejas y butifarra

Le damos una ligera vuelta de tuerca a la fideuá, y aunque la técnica es simillar a la clásica, le ponemos almejas y butifarra.

VER RECETA

Paso a paso: Fideuá de la huerta

Esta propuesta está pensada, especialmente, para veganos y vegetarianos porque no lleva ingredientes de origen animal.

VER RECETA

Más técnicas
Imagen 1

Cómo hacer las verduras glaseadas perfectas

Imagen 1

Cómo limpiar los cardos

Imagen 1

Cómo descongelar (con garantías) pescados y mariscos esta Navidad

Imagen 1

Guía para hacer los pimientos asados perfectos

Imagen 1

Sube de nivel tus desayunos y meriendas de fin de semana con tus propios churros caseros

Imagen 1

Por qué (a veces) preferimos usar aceite en lugar de mantequilla para hornear

Imagen 1

Por qué no deberías cocer los huevos sacados directamente de la nevera

Imagen 1

¿Sabes qué es y para qué se usa el baño María?

Imagen 1

Cómo hacer solomillo Wellington y 3 versiones

Imagen 1

Aprende a hacer compota y otras conservas de fruta

right-arrow
left-arrow