El truco definitivo para cortar cebolla sin derramar una sola lágrima

Es uno de los tips prácticos que hoy os sugerimos, todos ellos relacionados con un gran ‘aliado’ de nuestras cocinas: el microondas

Solo por la ayuda que supone a la hora de calentar bebidas y alimentos en cuestión de segundos, o descongelar de forma segura esos tuppers que hemos olvidado sacar la noche anterior del congelador, el microondas se ha convertido en un imprescindible de muchos hogares. Pero es que, además, los avances tecnológicos que han vivido estos electrodomésticos en los últimos años, han hecho de ellos también un gran aliado a la hora de cocinar infinidad de recetas, desde las más simples a otras propias de un top chef.

Y es que el micro ofrece muchas más posibilidades de las que muchas veces pensamos. Puede incluso echarnos un cable con las tareas culinarias más cotidianas, desde pelar un tomate de forma sencilla o hacer que cortar cebolla no suponga un ‘suplicio’ para los ojos. Así nos lo cuentan desde la marca de electrodomésticos Teka en este listado de trucos prácticos para hacer del microondas un improvisado pinche de cocina:

Saca todo el zumo a tus cítricos

Aprovecha cada gota de vitaminas de tus zumos caseros calentando durante 20 segundos, a alta potencia, los limones o naranjas que vayas a exprimir. Así conseguirás sacar todo el jugo de las frutas y serán más fáciles de exprimir sin desaprovechar nada.

Cebolla, sin lágrimas

Olvídate de las lágrimas en la cocina cada vez que tienes que añadir cebolla a tus recetas. Corta los dos extremos de la cebolla y métela en el microondas unos 30 segundos a máxima potencia.

Haz que tu comida sea más crujiente

Si tus patatas fritas han empezado a reblandecerse y quieres devolverles ese crujido tan característico, o quieres añadir bacon crujiente a tu hamburguesa al más puro estilo americano, el microondas también puede ayudarte: envuelve cualquier ingrediente que quieras convertir en crujiente en papel absorbente e introdúcelo 2 minutos a 800W para eliminar la humedad. Si lo quieres aún más crujiente, podrás repetir ese proceso en intervalos de 30 segundos, siempre con cuidado de no pasarte.

Un café digno de cafetería

Si sueñas con esa espumosa crema de leche que cubre el café, el micro puede ayudarte. Solo tienes que llenar un tarro de cristal con leche entera, agitarlo un poco y meterlo en el microondas, sin tapa, unos 30 segundos a máxima potencia.

Pela tomates ‘rebeldes’ con facilidad

Los tomates a veces pueden ser difiíciles de pelar. Pero el microondas puede hasta con las pieles más rebeldes. Solo tendrás que calentarlos en el microondas durante 30 segundos y la piel del tomate se despegará fácilmente con solo deslizar tu cuchillo.

Seca tus hierbas aromáticas

¿Te encanta cocinar con hierbas aromáticas, pero tras usar una pequeña cantidad no sabes qué hacer con ellas? Envuelve las hojas sin tallos en papel de cocina y caliéntalas en el microondas un minuto a máxima potencia por cada lado. Si al terminar se despedazan con facilidad, están listas. Así tendrás hierbas, en formato ‘seco’, para cuando desees usarlas de nuevo.

Te puede interesar:
'Tips' prácticos: ¿Guardas correctamente los alimentos en tu nevera?
'Tips' de cocina: ¿sabes congelar y descongelar correctamente los alimentos?

Más sobre

Read more