'Brownie' de nueces

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 30 minutos

Número de comensales: 8

Autor: ¡Hola! Cocina

Como si de una estrella de Hollywood se tratara, el brownie es el glamouroso actor protagonista del estrellato repostero por excelencia. Su receta y elaboración son sencillas y permite incorporar múltiples ingredientes adicionales que permiten dar un toque personal a este delicioso bocado. También existen versiones 'light' y para veganos.

brownie-nueces

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 30 minutos 30 minutos

Número de comensales: 8

Autor: ¡Hola! Cocina

Como si de una estrella de Hollywood se tratara, el brownie es el glamouroso actor protagonista del estrellato repostero por excelencia. Su receta y elaboración son sencillas y permite incorporar múltiples ingredientes adicionales que permiten dar un toque personal a este delicioso bocado. También existen versiones 'light' y para veganos.

Ingredientes

  • 125 g chocolate negro para fundir
  • 125 g mantequilla sin sal
  • 2 ud huevos grandes
  • 150 g azúcar blanco
  • 100 g harina de repostería
  • 2 cs canela molida
  • 75 g nueces troceadas

Preparación

  • Lo primero que hay que hacer es partir y derretir el chocolate junto con la mantequilla en un recipiente redondo sobre un cazo de agua caliente al fuego. De esta manera no hierve el chocolate y los ingredientes se disuelven de una forma homogénea.
  • A continuación, deja enfriar.
  • En otro recipiente bate los huevos con el azúcar y añade el chocolate que hemos derretido junto con la mantequilla.
  • Con unas varillas añadimos la harina y la canela hasta conseguir una mezcla pastosa lista para hornear. En este momento añadimos las nueces troceadas y las repartimos de forma igualitaria en todas las partes.
  • Precalentamos el horno a 180 º con calor arriba y abajo.
  • Añadimos la mezcla en un recipiente y la introducimos en el horno durante 30 minutos.
  • Pasado este tiempo sacar el brownie y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  • Cuando el bizcocho esté completamente frío hay que partirlo en cuadrados/rectángulos y acompañarlo a gusto con helado, fresas o nata, por ejemplo.
  • Finalmente, degustar y disfrutar.