Pizza con bechamel y trufa

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 1 horas y 20 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

La trufa tiene un perfume inconfundible. Va bien con numerosos tipos de platos. En esta receta, os proponemos una pizza sobre la que ponemos una base de salsa bechamel y de queso mozarela, horneamos y acabaremos coronando con unas lascas de trufa. ¡Un auténtico capricho!

Pizza con bechamel y trufa

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 1 horas y 20 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

La trufa tiene un perfume inconfundible. Va bien con numerosos tipos de platos. En esta receta, os proponemos una pizza sobre la que ponemos una base de salsa bechamel y de queso mozarela, horneamos y acabaremos coronando con unas lascas de trufa. ¡Un auténtico capricho!

Ingredientes

Para la masa

  • 400 g harina
  • 200 ml agua
  • 20 g levadura fresca
  • 1 chorrito aceite de oliva virgen
  • Sal

Para el 'topping'

  • Trufa negra
  • 5 lonchas queso mozzarella
  • 40 g harina
  • 40 g mantequilla
  • 1/2 l leche
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Nuez moscada

Preparación

La masa

  • En un cuenco grande mezclamos la harina, la levadura, la sal y un chorrito de buen aceite de oliva.
  • Hacemos un hueco en el centro, añadimos el agua y vamos amasando hasta obtener una masa homogénea.
  • Tapamos con un trapo y dejamos reposar durante 1 hora para que suba la masa.

El 'topping'

  • Calentamos la leche.
  • Derretimos la mantequilla y añadimos la harina.
  • Rehogamos hasta que se tueste y vamos añadiendo la leche sin parar de remover para que no se formen grumos (ayúdate con una varilla).
  • Salpimentamos, echamos un poco de nuez moscada y dejamos que cueza a fuego suave unos minutos.

Acabado y montaje

  • Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.
  • Espolvoreamos con harina la mesa de trabajo y extendemos la masa de la pizza con un rodillo.
  • Extendemos encima de la masa la salsa bechamel y colocamos encima las lonchas de mozarela.
  • Ponemos la pizza sobre la rejilla y horneamos durante unos 10-15 minutos.
  • Sacamos la pizza y rallamos la trufa por toda la superficie.
  • ¡Lista para comer!