Dorada a la sal con hierbas y ralladura de limón

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 45 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

En cocina, cuando cuentas con buena materia prima, cuanto más sencilla sea la elaboración, más brillará ese producto. Y eso es lo que ocurre con la dorada a la sal. Un plato sencillísimo que realza el sabor del mejor pescado y que resulta ligero y saludable.

dorada-sal

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 45 minutos 45 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

En cocina, cuando cuentas con buena materia prima, cuanto más sencilla sea la elaboración, más brillará ese producto. Y eso es lo que ocurre con la dorada a la sal. Un plato sencillísimo que realza el sabor del mejor pescado y que resulta ligero y saludable.

Ingredientes

  • 2 ud dorada de ración, de unos 300 gramos sin limpiar
  • 2 Kg sal gorda para hornear
  • 2 ud claras de huevo
  • Mezcla de hierbas aromáticas
  • Ralladura de limón

Preparación

  • Para hacer esta dorada a la sal, lo primero que vamos a hacer es poner la sal en un bol amplio.
  • Separamos las claras de las yemas e incorporamos las claras al bol de la sal. Guarda las yemas para otra elaboración.
  • Añadir las hierbas aromáticas y la ralladura de limón.
  • Mezclar todos los ingredientes hasta que se amalgame bien la sal con la clara de huevo y los ingredientes aromáticos queden bien repartidos.
  • Ponemos una buena cantidad de sal sobre la bandeja del horno, como una especie de cama.
  • Ponemos encima la dorada, lo suficientemente separadas entre ellas y cubrimos con sal.
  • Metemos en el horno, que ya debe estar precalentado a 180°C y horneamos durante 35 minutos.
  • Pasado este tiempo, sacamos del horno y retiramos la sal con cuidado. Lo normal es que la sal salga en bloques y nos permita ir limpiando la dorada y sacando sus lomos enteros.

Presentación:

  • La mejor manera de emplatar esta dorada a la sal es servir los lomos de la dorada ya limpios. Sirve con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y la guarnición que prefieras: una buena ensalada, unas patatas asada o gratinadas.

Truco:

  • Aunque os hemos sugerido un tiempo de horneado más o menos estándar, dependerá del tamaño del pescado. El problema de esta receta es que con la sal, no podemos ver el aspecto del pescado y no sabemos muy bien qué está pasando ‘ahí dentro’. Un truco para saber cuándo la dorada esté en su punto es dejar un agujerito en la sal justo donde está el ojo de la dorada. Cuando su ojo se haya tornado blanquecino, es que está en su punto.
  • Recuerda pedir al pescadero que deje los ojos de las lubinas cuando las limpie, pues en ocasiones los retiran.