Gambas al ajillo

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 15 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

Estamos ante uno de los aperitivos o entrantes que más abundan en las cartas de los bares de nuestro país. Es sencillo de preparar pero conviene tener en cuenta 3 cosas: usar unas gambas frescas de calidad, no quemar los ajos en exceso para que no amarguen y no sobrepasar el tiempo de cocción para no resecar en exceso el marisco.

gambas-ajillo

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 15 minutos 15 minutos

Número de comensales: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

Estamos ante uno de los aperitivos o entrantes que más abundan en las cartas de los bares de nuestro país. Es sencillo de preparar pero conviene tener en cuenta 3 cosas: usar unas gambas frescas de calidad, no quemar los ajos en exceso para que no amarguen y no sobrepasar el tiempo de cocción para no resecar en exceso el marisco.

Ingredientes

  • 20 ud gambas frescas
  • 4 dientes ajo
  • 1 ud guindilla
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco

Preparación

  • Comienza pelando las gambas. Reserva las cáscaras y las cabezas para hacer un fumé que te servirá para infinidad de recetas (arroz, pasta, sopa...).
  • Pela los ajos y corta en láminas finas.
  • Lava, seca y corta en aros la guindilla.
  • En una sartén o cazuela echa un dedo de aceite de oliva virgen extra.
  • Cuando esté caliente, incorpora la guindilla y las láminas de ajo y cuando empiecen a dorarse, añade las gambas peladas.
  • Sazona con pimienta y sal y cocina un par de minutos o hasta que veas que las gambas cambian de color (no las dejes en exceso para que no se sequen).
  • Sirve las gambas al ajillo en una cazuela de barro y espolvorea con perejil fresco picado.
  • ¡Listas para llevar a la mesa y comer!