Caramelos de chocolate y piña crujiente

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 45 minutos

Número de raciones: 25

Autor: ¡Hola! Cocina

El chocolate y la piña forman un buen tándem, ideal para incorporarlo a recetas de postres. Los unimos, en esta ocasión, para preparar unos caramelos, en cuyo envoltorio usaremos unas crujiente pasta filo. Es una opción estupenda para servir con café o té, tanto para después de una comida como a media tarde.

caramelos

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 45 minutos 45 minutos

Número de raciones: 25

Autor: ¡Hola! Cocina

El chocolate y la piña forman un buen tándem, ideal para incorporarlo a recetas de postres. Los unimos, en esta ocasión, para preparar unos caramelos, en cuyo envoltorio usaremos unas crujiente pasta filo. Es una opción estupenda para servir con café o té, tanto para después de una comida como a media tarde.

Ingredientes

  • 120 g harina de trigo
  • 90 g azúcar
  • 75 g mantequilla
  • 1 ud huevos
  • 80 ml leche
  • 1 cc levadura en polvo
  • 1 cc extracto de vainilla
  • 100 g chocolate negro
  • 75 g piña deshidratada
  • 3 láminas pasta filo
  • 1 cs azúcar glas

Preparación

  • Precalentamos el horno a 175°C.
  • En un cuenco grande, batimos el huevo con el azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa.
  • Añadimos la leche, la mantequilla y la esencia de vainilla.
  • Sumamos la harina y la levadura tamizadas y mezclamos hasta que no haya ningún grumo.
  • Vertemos en un molde engrasado de unos 20 x 25 cm y horneamos 30 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo este salga seco y dejamos que se enfría.
  • Derretimos el chocolate al baño maría y dejamos templar.
  • Desmigamos el bizcocho, lo añadimos al chocolate y agregamos también la piña deshidratada.
  • Formamos bolitas y reservamos en la nevera.
  • Cortamos cada lámina de pasta filo en 9 rectángulos.
  • Sacamos las bolitas y envolvemos cada una en un rectángulo de pasta, como si fueran caramelo.
  • Horneamos 5 minutos o hasta que la pasta comience a dorarse.
  • Los servimos espolvoreados con azúcar glas.