adiccion-azucar-como-desengancharse

¿Eres adicto al azúcar? Supéralo y desengánchate

¿Sientes cansancio, falta de concentración y, de repente, piensas ‘necesito algo dulce’? Quizás tienes una pequeña adicción que amenaza tu salud y puede estar dificultando esa pérdida de peso que tanto buscas

Seguro que hay un patrón que se repite día a día dentro de tus hábitos alimenticios sin darte cuenta. Estás cansado, te entra antojo de algo dulce y vas en su busca, consiguiendo así energía y bienestar rápidamente. Más tarde, también es casi seguro que te arrepientes, pero ¿a que mañana repites el mismo proceso? Si es así, puede que tengas adicción al azúcar y que esta amenace tu salud. Te contamos cómo se genera, cómo detectar si la padeces y cómo puedes desengancharte de ella de una vez por todas.

¿CÓMO SE PRODUCE LA ADICCIÓN AL AZÚCAR?

El azúcar actúa sobre los centros de recompensa en el cerebro que liberan un neurotransmisor llamado dopamina, que es el responsable de la sensación de placer. Además, desde un aspecto clínico, la adicción al azúcar es, en realidad, un sinónimo de ansia de carbohidratos, ya que con ellos se incrementa el porcentaje de triptófano en sangre, un aminoácido precursor de otro importante neurotransmisor: la serotonina, conocida generalmente como la hormona de la felicidad.

Por eso, después de consumir azúcar, empiezas a sentirte mucho mejor, incluso tienes una pequeña sensación de euforia y el cuerpo se autorregula de forma natural. Sin embargo, este acaba acostumbrándose a ello y deja de producir estos dos neurotransmisores (la dopamina y la serotonina) por sí mismo. En este punto es donde ya se ha desarrollado la tolerancia al azúcar, por la que cada vez, para sentir ese efecto que hemos descrito al principio, se necesitará una mayor cantidad, en mayor o menor medida, cuando los niveles de glucosa vuelven a bajar en sangre: cansancio, irritación, nerviosismo o desconcentración son alguna de las consecuencias cuando no le das la cantidad que tu organismo (de forma creciente) requiere.

galletas-avena-sin-azucarVER RECETA

Paso a paso: galletas de avena. Si crees que no puedes comer unas galletas sin azúcares añadidos, pincha en esta receta.

 

¿QUIERES SABER SI TIENES ADICCIÓN AL AZÚCAR?

Lee estas preguntas que te proponemos a continuación. Si contestas a tres o más preguntas de manera afirmativa, te confirmamos que tienes adicción al azúcar.

  • ¿Sientes bajadas de energía a lo largo del día; sobre todo, a media mañana o media tarde?
  • ¿Consumes azúcar refinada o integral, miel, siropes, chocolates, etc. regularmente durante el día?
  • ¿Sueles consumir pan, pasta y arroz blanco, galletas, cereales en el desayuno y algún que otro producto de bollería todos los días?
  • ¿Haces alguna comida que no contenga proteínas (como son la carne, el pescado, los huevos, los frutos secos y las semillas, las legumbres o los productos lácteos)?
  • ¿Te cuesta despertarte por las mañanas y ponerte en marcha?
  • Si has contestado tres o más con un sí rotundo, lo mejor es que sigas leyendo.

¿CÓMO DESENGANCHARSE DEL AZÚCAR?

  1. La primera recomendación es que reduzcas, paulatinamente, la cantidad de azúcar añadida a los alimentos para ir recuperando el sabor natural de los mismos y disminuir su consumo. Te dejamos algunos consejos para conseguirlo.
  2. Intenta consumir siempre productos frescos: frutas, verduras, legumbres, carne, pescado o frutos secos.
  3. Consume verduras en comida y cena, siendo estas la parte más abundante del plato.
  4. Reduce el consumo de cereales y, en su caso, elige siempre los integrales.
  5. Toma grasas buenas en cada comida, como pueden ser el aguacate, el aceite de oliva virgen extra, las semillas o los frutos secos. Además, son muy saciantes.
  6. Acompaña cada ingesta del día con algún producto rico en proteína para disminuir el nivel de glucemia de los alimentos. Por ejemplo, en vez de tomar solo fruta, acompáñala con frutos secos o un yogur.

Más sobre