Recetas 'veggie': aprende a preparar un tofu casero

La soja es el ingrediente principal para la elaboración de este producto tan sano y nutritivo

Ya te hemos contado las múltiples propiedades que para la salud tiene el tofu, también conocido como ‘queso de soja’. Un alimento que, aunque normalmente se compra ya elaborado, también puedes preparar de forma casera. Estos son los pasos a seguir:

  • Pon en remojo 500 ml de semillas de soja blanca de 8 a 12 horas.
  • Escúrrelas después y acláralas bien.
  • En la batidora mezcla una taza (250 ml) de las semillas de soja con 2 tazas y media (625 ml) de agua durante un minuto hasta que tenga consistencia cremosa.
  • Vierte este puré en una gasa y aprieta hasta quitar toda la leche. Repite la operación con el resto de las semillas de soja.
  • En una cacerola mezcla la leche obtenida a fuego medio y remueve con una cuchara de madera hasta que cueza durante 2 minutos.
  • Mientras, calienta aparte una taza (250 ml) de agua, agrega una cucharada y media (de las de café) de sal de 'Epsom' (sal inglesa) y espera hasta que quede bien incorporado. Reserva.
  • Cuando la leche esté a punto, apaga el fuego y añádele la mezcla de agua y sal con un movimiento circular del borde al centro para que se reparta bien el coagulante. Termina el movimiento con la cuchara en el centro hasta que el movimiento de la leche cese.
  • Retira la cuchara con suavidad. Deja reposar más o menos 15 minutos o hasta que quede bien cuajado.
  • Con un colador retira el cuajo y échalo en un contenedor agujereado cubierto con una gasa. Coloca el contenedor de forma que quede en vilo para que caiga el exceso de líquido.
  • Cierra la gasa y tapa con una tapadera de la misma dimensión que el continente.
  • Pon algo de peso encima y deja que repose 10 minutos, retira el peso y la gasa y corta el tofu en bloques y guárdalo en un recipiente cubierto con agua.
  • Mételo en la nevera, cambia el agua cada 2 días. Se conservará de 5 a 7 días.

Más sobre

Regístrate para comentar