Perder peso: diez falsos mitos a tener en cuenta

¿Es cierto que la fruta engorda más en función del momento del día en que la consumamos?, ¿nos ayudan a adelgazar los alimentos ‘light’ e integrales?, ¿es preciso desterrar los alimentos ricos en hidratos si queremos bajar unos kilos?...

Son muchas las creencias erróneas relacionadas con la alimentación y las dietas de adelgazamiento. Desmontamos algunas de las más extentidas.

bascula_manzana_VER GALERÍA

1) EL PAN NO PUEDE FORMAR PARTE DE UNA DIETA PARA ADELGAZAR: FALSO

El pan, al igual que el resto de los farináceos (cereales, pastas…), es rico en hidratos de carbono, el nutriente que necesitamos en mayor proporción constituyendo la base de la dieta mediterránea. La composición del pan es la misma por dentro que por fuera, por lo que si se quiere ingerir menos calorías se debe comer menos cantidad en vez de quitar una parte del pan (como la miga). Lo que aumenta las calorías del pan suele ser lo que le acompaña: mermeladas, mantequillas, salsas, embutidos…

Diez buenas razones para incluir el pan en nuestra dieta

2) LA FRUTA COMO POSTRE ENGORDA: FALSO

Una fruta aporta las mismas calorías antes o después de las comidas, por lo tanto el orden en que se ingieren los alimentos a lo largo del día no influye en el aporte energético. La ventaja de consumirlo antes de las comidas es que gracias a su contenido en fibra y agua producen un efecto saciante.

La fruta, ¿antes o después de las comidas?

3) BEBER AGUA DURANTE LAS COMIDAS ENGORDA: FALSO

El agua es un alimento ‘acalórico’, es decir, sus nutrientes no proporcionan energía. Por lo tanto no engorda si se toma antes, durante o después de las comidas. Beber agua antes de las comidas puede producir sensación de saciedad, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento.

Hora de hidratarse: recomendaciones y falsas creencias

4) LOS ALIMENTOS ‘LIGHT’ ADELGAZAN: FALSO

Un producto ‘light’ es aquel al que se le ha reducido o eliminado alguno de sus componentes calóricos. Esto significa que contiene menos calorías (un 30% como mínimo) que la versión no 'light' del mismo alimento o producto en cuestión. Si la versión ‘normal' es muy calórica (por ejemplo las patatas fritas, mayonesas…), la variante ‘light’, aunque menos, continuará aportando muchas calorías.

Alimentos 'light': ¿ayudan realmente a cuidar la línea?

pan_integral_VER GALERÍA

5) LA VERSIÓN INTEGRAL DE LOS ALIMENTOS ES MUCHO MENOS CALÓRICA: FALSO

Las harinas y cereales integrales tienen prácticamente las mismas calorías que los productos refinados. Una de las difetencias básicas consiste en que los productos integrales tienen mayor contenido de fibra. Esto repercute en un poder saciante (lo que evita comer más cantidad de otros alimentos).

Cinco buenas razones para incluir los alimentos integrales en nuestra dieta

6) LAS ‘MONODIETAS’ AYUDAN A ADELGAZAR: FALSO

Las 'monodietas' se caracterizan por comer durante un tiempo determinado únicamente un tipo de alimento. Tienen muy bajo contenido calórico lo que puede originar la pérdida de peso. Pero en realidad se trata de dietas desequilibradas que no aportan las cantidades necesarias de macronutrientes. Son monótonas, no ayudan a formar buenos hábitos de alimentación y provocan una sensación de hambre que resulta agobiante para quien las realiza. Además, al finalizar la dieta, se estimula la ingesta excesiva de alimentos, lo que lleva nuevamente a la ganancia de peso (el denominado efecto ‘yo-yo’).

Motivos para decir no a las 'monodietas'

7) LOS ALIMENTOS RICOS EN HIDRATOS SON ‘ENEMIGOS’ DE LA LÍNEA: FALSO

Es cierto que su consumo en altas cantidades puede generar problemas de salud (obesidad, exceso de colesterol, diabetes...), pero también lo es que sin la presencia de esos carbohidratos en la dieta, ésta jamás será sana y equilibrada.

¡Sin miedo a los hidratos de carbono!

8) LOS ALIMENTOS QUE LLEVAN GRASAS VEGETALES SON MÁS SANOS: FALSO

Muchos productos indican en sus etiquetas que contienen 'grasas o aceites vegetales', lo que puede llegar a confundir al consumidor porque se asocian con grasas que tienen un beneficio para la salud. Se puede creer que contiene aceite de oliva o de girasol, pero en la mayoría de los casos contienen grasas saturadas procedentes del aceite de coco y de palma y que son perjudiciales para la salud cardiovascular, ya que tienen la capacidad de aumentar los niveles de colesterol sanguíneo.

Nutrición: ¿hay grasas 'buenas' y grasas 'malas'?

desayuno_VER GALERÍA

9) SALTARSE UNA COMIDA AYUDA ADELGAZAR: FALSO

Mucha gente cree que saltándose una comida perderá peso. Pero saltarse una comida es un mal hábito. Los especialistas aconsejan realizar 5 tomas diarias, lo que ayuda a no llegar con excesiva hambre y ansiedad a la siguiente comida. De esta forma nos ayuda a controlar la ingesta de grandes cantidades de comida y evitar aumentar de peso.

Si quieres cuidar la línea, ¡come varias veces al día!

10) ES NECESARIO TOMAR SUPLEMENTOS VITAMÍNICOS PARA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE: FALSO

A partir de una dieta variada y equilibrada podemos satisfacer nuestros requerimientos tanto de vitaminas como de minerales. Por eso, sólo se recomienda el consumo de suplementos vitamínicos bajo recomendación y control médico.

Suplementos alimenticios: '¿Son apropiados para mí?'

Más sobre

Regístrate para comentar