La 'clòtxina', un auténtico tesoro del Mediterráneo

Este mes de mayo empieza la temporada de este pequeño molusco criado en las aguas de Valencia, desconocido para muchos y alabado por quienes aseguran que es mucho mejor que los mejillones. Y tú, ¿ya lo has probado?

Conocida de sobra en la Comunidad Valenciana, la clòtxina (o clóchina, en castellano), es uno de los productos regionales más valorados de su gastronomía; mientras que, en el resto de nuestro país, es aún una gran desconocida. Un molusco muy popular, criado en el Mediterráneo, que busca hacerle la competencia al mejillón gallego. Y es que, para los del norte, los suyos son los mejores, los catalanes defienden las propiedades de los que crían en el Delta del Ebro y los valencianos reivindican el suyo. Tanto es así que, desde hoy 24 de mayo hasta el próximo 2 de junio, el conocido Mercado de Colón celebra su Clòtxina Fest. Al margen de gustos y valoraciones, la realidad es que los tres tipos conviven sin problema, pero ¿sabrías reconocerlos en el mercado?

¿Qué es la clòtxina?

Se trata de un molusco, similar al mejillón, pero de menor tamaño y de un color más claro, que se cría en las aguas del Mediterráneo y, para muchos, con una calidad muy superior a los que nacen en las aguas de Galicia y Cataluña. Las clòxtinas son un auténtico manjar, pero a la vez, un producto escaso. Su producción es muy limitada, tanto en el tiempo como en el espacio. Su temporada se extiende de abril a septiembre y su cosecha se realiza en las 22 bateas del Puerto de Valencia y Sagunto, en el golfo de Valencia.

Hablamos de cosecha, pues su crianza se realiza por un cultivo artesanal inamovible que ha ido pasando de padres a hijos desde finales del S.XIX. La semilla se planta en bateas (así es como lo llaman los conocidos agricultores del mar, que se dedican a cultivarlas) y las corrientes del Mediterráneo hacen el resto. Y aunque, en principio, podamos pensar que sus aguas están demasiado contaminadas; en realidad, en el puerto de Valencia los análisis de limpieza y pureza son constantes y numerosos a lo largo del día. Un cultivo tranquilo y saludable para que este molusco crezca.

clochinas-mejillones-gallegos-Valencia

Diferencias con el resto de mejillones

La clòtxina se integra dentro de los moluscos bivalvos, es decir, aquellos que tienen un caparazón con dos valvas laterales y, como el mejillón gallego y el del Delta del Ebro, entran dentro de la clasificación generalizada de mejillón del Mediterráneo. Y aunque a simple vista no sepamos diferenciarlos, podrás hacerlo si te fijas en estos cuatro puntos:

  • Por su tamaño: la clòtxina es el más pequeño de todos, mientras que el mejillón gallego es de gran tamaño, tiene forma de hacha y estrías en la concha. Mientras, el que se cría en el Delta del Ebro, puede tener varios tamaños, dependiendo del lugar del cultivo: cuanto más cerca esté la batea del mar, más grande será.
  • Por su sabor: la clòtxina tiene un sabor mucho más intenso que el mejillón gallego y el que se cría en el Delta del Ebro.
  • Por su color: la clòtxina tiene un color más anaranjado, no tan rojo y saturado como puede llegar a tener su compañero gallego.
  • Por su textura: la clòtxina es mucho más suave al paladar que el mejillón gallego.

¿Cómo puedo identificarlo en el mercado?

En primer lugar, la mejor pista nos la da la temporalidad. Los mejillones criados en las rías gallegas aparecen en el mercado durante todo el año, mientras que la clòtxina la verás, como mucho, hasta septiembre. Además, su precio también será un gran indicativo, pues los criados en el Océano Atlántico son mucho más económicos que los del Mediterráneo. Y, por último, fijarse en la procedencia y trazabilidad, pues el fraude es muy habitual. Se identifican porque llevan la senyera (la bandera de la Comunidad Valenciana) y una Marca de Calidad creada en 2007 por la Consellería de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua.

¿Cómo puedo cocinarlos?

Muy sencillo, como si se tratase de un mejillón gallego. Para poder apreciar todo su sabor, nuestra recomendación es que lo hagas al vapor con un toque de pimienta y limón o, si quieres añadirle un poco de picante, utilices un par de dientes de ajo o guindilla. Pero puedes hacerlo también con las recetas que te proponemos a continuación.

receta-arroz-mariscos-verduras-mejillonesVER RECETA

Paso a paso: arroz de mariscos

 

receta-mejillones-cerveza-moluscos-mariscosVER RECETA

Paso a paso: mejillones a la cerveza

 

Más sobre

Read more