Los 5 errores más comunes a la hora de preparar un ‘Gin tonic’

¿Qué tipo de hielo se debe utilizar?, ¿qué proporciones emplear para que quede equilibrado?, ¿qué tipo de copa es la más adecuada…?

Más allá de tendencias que vienen y van, el Gin tonic sigue siendo uno de los reyes indiscutibles de las barras de bares, restaurantes, coctelerías... Hace unos años vivió una especie de renacer y, definitivamente, llegó para quedarse. Sin embargo, por desgracia, no siempre nos encontramos frente a un Gin tonic correctamente preparado.

Así por ejemplo, uno de los errores más comunes del que todos hemos sido testigos en alguna ocasión es comprobar cómo, muchas veces, más que un Gin tonic lo que tenemos en frente es prácticamente una ensalada. La profusión de aderezos, cuando es mal entendida, ha hecho mucho daño a este combinado… No obstante, hay otros errores también muy comunes que deben evitarse a la hora de preparar este popular trago. Hoy nos hablan de ellos los expertos de la destilería inglesa ‘Chase’. ¡Toma nota!:

2gintonicVER GALERÍA

El orden de los ingredientes sí altera el producto

Los ingredientes que componen el Gin tonic no puede mezclarse de cualquier manera. En primer lugar siempre deberemos añadir la ginebra (habiendo enfriado previamente la copa con unos hielos), de lo contrario la mezcla no se efectuará de forma correcta y no conseguimos el equilibrio en el sabor. Después, verteremos la tónica con una cuchara trenzada, que permite que ésta conserve sus burbujas. Y por último, el cítrico.

¡Cuidado con las proporciones!

Es cierto que las proporciones dependen de las preferencias de cada uno, pero para hacerlo bien hay que hacer caso a los expertos. 5 cl de una ginebra de calidad por cada 20 cl de tónica es la proporción ideal para que este combinado resulte equilibrado.

¿Vaso de tubo? ¡Prohibidísimo!

Aunque, afortunadamente, hoy en día ya no es lo más común, aún existen locales donde se siguen sirviendo Gin tonics en vaso de tubo. Un grave error, dado que este tipo de vaso no permite disfrutar de los aromas, ni que la mezcla se produzca de forma adecuada (su capacidad es más pequeña y muchas veces ni siquiera cabe toda la tónica en el vaso). Así pues, lo ideal es utilizar una copa de balón, que además tiene más capacidad, enfriándola antes de su uso.

Menos zumos, más sabor

Para darle un aroma cítrico a tu copa, no se ha de utilizar zumo de cítrico. Utilizaremos única y exclusivamente la corteza o la piel de la fruta. Al utilizar los zumos, el gas de la tónica desaparece y se pierde el sabor y la esencia del conjunto.

En el caso del hielo, el casero no es el mejor

No se recomienda el uso de hielos caseros, deben ser cubitos de hielo industrial, ya que los hielos caseros tardan menos en derretirse y no enfrían la copa igual que los industriales. Además, un detalle muy importante: los hielos fabricados en casa se empapan de los diferentes aromas del congelador y degradan el sabor de la bebida.

¿Te gusta el mundo de la coctelería? ¡Echa un ojo a estos ‘tips’!

'Mocktails', deliciosa y saludable tendencia gastro

Clase de coctelería: ¡que viva México… y su deliciosa michelada!

Más sobre

Regístrate para comentar