MasterChef 6: Primera expulsión en una noche de grandes emociones y mucho sabor

La sexta edición del 'talent' dio anoche su pistoletazo de salida con un programa cargado de apetecibles ‘ingredientes’. Entre ellos, un casting de lo más ecléctico que promete grandes momentos televisivos; interesantes retos gastro; recetas en clave ‘veggie’; emociones a flor de piel y, como mandan las reglas programa, la irremediable primera expulsión.

Poco. Muy poco le duró la alegría anoche a Fernando, bodeguero madrileño de 42 años, en el arranque de MasterChef 6. Un aceptable plato de bacalao le dio el pase para convertirse en uno de los 15 finalistas. Lo que seguramente no imaginaba en ese momento es que su paso por el talent sería tan corto, convirtiéndose en el primer expulsado de esta nueva entrega. Pero para llegar a ese punto tuvieron que pasar más de tres horas de emisión y no pocos retos…

fernando-despedidaVER GALERÍA

Ya nos había adelantado Samantha Vallejo-Nágera que el casting de este año iba dar que hablar. No nos engañaba. Durante la primera parte del programa fuimos conociendo a los 30 aspirantes que, entre más de 23.000 solicitudes (se dice pronto), habían conseguido superar las pruebas previas eliminatorias. Sin embargo, solo había 15 plazas (y un “un nivel de exigencia culinaria más alto que nunca”, en palabras de Eva González), así que los fogones de MasterChef se encendieron para dar comienzo a las batallas gastronómicas. Solo pasarían quienes realizaran, de forma correcta, un plato libre con los ingredientes dados por el programa.

Pepe, Jordi y Samantha se fueron decantando, cata tras cata, por esos 15 concursantes finales. Un elenco con perfiles para todos los gustos: la jubilada entrañable, el financiero galán, un periodista con la lengua demasiado larga, la exmujer de un conocido piloto de Fórmula 1, un atractivo bombero, un community manager

concursantes-okVER GALERÍA

La divertida disparidad a la que ya nos tiene acostumbrados el programa, y que las redes sociales, por supuesto, no tardaron en acoger con júbilo a golpe de ingenioso tweet o meme (los referidos a la incontenible verborrea de Oxana, otra de las aspirantes, de origen ruso, fueron por ejemplo algunos de los más celebrados).

Una vez formado el grupo definitivo, llegó el momento de la prueba de exteriores. En este primer programa, el reto tuvo como escenario la ciudad de Segovia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985. Fueron los mismos concursantes los que formaron los dos tradicionales equipos: por un lado el rojo, con Jon (hostelero bilbaíno) a la cabeza y, por otro, el equipo azul, capitaneado por Ramón (conductor de autobuses madrileño).

Su misión: cocinar un menú para 100 comensales que rindiera homenaje a la gastronomía típica de la zona, con platos como Sopa castellana; Huevos fritos con picadillo y patatas; Cochifrito con cremoso de patata y manzana asada y, de postre, el tradicional Ponche segoviano.

segoviaVER GALERÍA

Y, aunque arrancaron con energía e ilusión, no tardaron en aparecer los primeros (y previsibles) signos de tensión, desorganización, caos… Y eso que tuvieron la suerte de contar con los consejos de Cándido López, chef del mítico asador segoviano Cándido, y nieto de su fundador original (quien hiciera famoso el ritual de trinchar el cochinillo con un plato).

Pero entre los nervios del primer programa, y las ‘jugarretas’ habituales a las que éste somete a los concursantes (en mitad del cocinado varios de ellos fueron obligados a intercambiarse de equipo) las cosas no fluyeron como debían.

Aún así, al equipo azul le fueron mejor las cosas y, aunque arrancó con dificultades, terminó por resolver más o menos bien sus platos, en especial, el postre, alabado incluso por la exigente Samantha. Así pues, fueron ellos quienes terminaron ganando la prueba, de modo que los miembros del equipo rojo (Jon, Daniel, Marta, Toni, Fabio, Oxana, Víctor y Fernando) tuvieron que jugarse la estancia en el programa en la última prueba, la de eliminación.

segovia-candidoVER GALERÍA

Un 'clásico' de MasterChef les esperaba en plató: la caja misteriosa. En su interior, un amplio surtido de frutas y verduras con las que debían preparar un plato vegetariano que, además, no podía incluir sal entre sus ingredientes. La cocinera Pepa Muñoz, del restaurante madrileño ‘El Qüenco de Pepa’ (uno de los mejores locales de la capital para disfrutar del sabor de tomates ‘de verdad’) visitó el programa para ofrecer algunos trucos de cocinado a los aspirantes.

Consejos a los que, quizá, debieron prestar más atención Jon, Marta y Fernando, autores de los tres peores platos. Aun así, gozaron de algo inaudito en el programa: una segunda oportunidad tras las prueba de eliminación. En media hora debían intentar mejorar sus elaboraciones fallidas. Pero el cuscús de calabaza presentado por Fernando en esta segunda ocasión tampoco convenció a los jueces: la verdura brillaba totalmente por su ausencia en un mazacote de cuscús muy poco apetecible. “Ni siquiera voy a probar el plato”, le espetaba, enfadado, Jordi. “Es un plato inadmisible, esto no es lo que pedíamos”, añadía Samantha.

fernando-veredictoVER GALERÍA

Crónica de una expulsión anunciada: ”Y el aspirante que no continúa en las cocinas de MasterChef es… Fernando”, proclamaba Pepe, mientras el concursante, humilde, reconocía sus fallos y pedía perdón. “Siento haberos defraudado”, aseguraba, sin perder cierto optimismo. “Esto me fortalece en mi voluntad de seguir cocinando”. No será, eso sí, dentro de las cocinas de MasterChef, preparadas ya para seguir dándonos, semana a semana, grandes (y sabrosos) momentos.

'Masterchef Celebrity' ya tiene concursantes para su nueva edición, ¿quieres saber quiénes son?

Pruebas aún más duras, la visita de Alfred y Amaia… así será la próxima edición de MasterChef

Esther, ganadora de MasterChef Junior, estrella de los fogones... y del Especial Niños de ¡HOLA!

Eva González y su hijo Cayetano, protagonistas inesperados de 'MasterChef'

 

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más