Un error 'de peso' deja fuera de MasterChef a Anabel Alonso

El despiste de la actriz vasca a la hora de pesar los ingredientes en la prueba final de eliminación terminó pasándole la peor factura: su expulsión del programa a las puertas de la semifinal.

Parece que no hay programa de MasterChef que no termine entre lágrimas y con las emociones a flor de piel. Si la semana pasada era la expulsión de Bibiana la que dejaba a todo el mundo en plató con un nudo en la garganta, anoche fue la eliminación de Anabel Alonso la que hizo que más de uno no pudiera contener el llanto (empezando por la propia Anabel, quien, a pesar de haberse dejado la piel en la prueba final, se vio obligada a colgar el delantal por un descuido tonto, que terminó resultando fatal).

anabel_prueba1VER GALERÍA

La noche no había comenzado bien para la actriz: los aspirantes se enfrentaban al reto de replicar platos de alta cocina; recetas preparadas por seis chefs, cuyos restaurantes han obtenido una nueva estrella Michelin este año. El plato que le había tocado cocinar a Alonso, un carpaccio de pichón con foie, no parecía el más complicado. Sin embargo, su trabajo no consiguió llegar a buen puerto, siendo considerado el más flojo por el jurado. Un veredicto que, en este caso, implicaba el pase directo a la prueba de eliminación.  

prueba1_grupoVER GALERÍA

En el lado opuesto de las valoraciones, Saúl Craviotto y Silvia Abril, cuyos platos fueron objeto de numerosos piropos por parte de Samantha, Pepe y Jordi. ¿Su ventaja? Ser los capitanes en la prueba de exteriores, celebrada en esta ocasión en la Ribeira Sacra.

Una pequeña intoxicación impidió que Silvia pudiera ejercer su capitanía, de modo que el programa buscó un sustituto, también muy conocido por el público: el actor Francis Lorenzo, gallego de pro, quien se encargó de echar una mano entre fogones. El equipo azul (formado por Corbacho, Patricia y Lorenzo) se las vio y se las deseó para sacar las 60 raciones de empanada de vieiras que debían preparar, no así con el plato de jarrete de ternera gallega, que resultó todo un éxito. También fueron muy bien valorados los platos del equipo rojo, formado por Edu, Saúl y Anabel (saberse en la eliminación no le impidió esforzarse al 100% en esta prueba). A ellos les había tocado preparar otros dos clásicos de la zona: trucha con grelos y cachelos, y una bica con salsa de cerezas como postre. Tan bien lo hicieron que, finalmente, se alzaron con la victoria en este segundo reto de la noche.

lorenzoVER GALERÍA

Así las cosas, la prueba de eliminación se convertía en un ‘combate a cuatro’: Corbacho, Patricia, Anabel, y (una ya recuperada) Silvia. Su misión: replicar de nuevo una receta pero, en esta ocasión, de repostería. Cada concursante debía imitar un postre preparado por Jordi Butrón (restaurante Espai Sucre). Desde el minuto uno, todo fueron problemas para Alonso. A ella le había tocado elaborar un éclair pero… aquella maldita masa no salía bien. Tampoco en el segundo intento, tampoco en el tercero… “¡Ay, que estoy pesando en libras en lugar de en gramos!”. Un despiste tonto, pero fatal. Y es que, a partir de ahí, los nervios y la presión hicieron de las suyas. Y eso que la actriz no tiró la toalla en ningún momento. Pero, a pesar de sus esfuerzos, llegó al ‘Manos arriba’ sin tener nada que mostrar al jurado.

butron_juradoVER GALERÍA

“Ni en la peor de mis pesadillas hubiera pensado que no iba a poder presentar nada. Está claro que la que se va soy yo”. Anabel se barruntaba ya un desenlace que, minutos después, era confirmado por el jurado. “Tu error se ha transformado en nervios y tu enemigo has sido tú misma”, le decía Jordi, no sin poner de relieve su magnífica actitud. “Agradecemos el empeño y la buena voluntad que has puesto en toda la prueba”.

“Es la primera vez que un aspirante no presenta nada en una prueba de eliminación, pero puedes irte con la cabeza bien alta. Te has dejado la piel”, le consolaba Pepe, mientras Samantha se mostraba especialmente afectada por esta expulsión.

samantha_zVER GALERÍA

Una decisión que Anabel asumió muy conmovida, pero sin perder la sonrisa. “He superado mis expectativas. Esto es muy duro, hay mucha presión... el hecho de tener que hacer cosas que no has hecho nunca… He aprendido mucho a nivel vital, a no rendirme. Creo que me voy de aquí habiendo crecido bastante como persona”, aseguraba la cómica vasca.

final_zVER GALERÍA

Juan Betancourt deja MasterChef Celebrity entre lágrimas y cocinando mejor que nunca

Lágrimas y mucha emoción en la última expulsión de Masterchef Celebrity

Más sobre

Regístrate para comentar