VOLVER A LA PORTADA

Cómo preparar mariscos al vapor

by hola.com

Tipo: Marisco

Autor: Le Cordon Bleu

Ingredientes:

500 g de mejillones de roca

50 g de chalota ciselé

1 rama de tomillo

50 ml de vino blanco

3 granos de pimienta blanca

Perejil picado

Preparación:

A la hora de consumir mejillones hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta. Escoge aquellos que no tengan la concha rota y huelan a fresco, no compres los que resulten pesados (pueden estar llenos de arena) ni los muy ligeros ya que, probablemente, estén muertos. Tira todos aquellos mejillones que tengan la concha rota o no estén bien cerrados. Es muy recomendable consumirlos el mismo día que los hayas comprado.

Antes de comenzar a preparar los mejillones, ponlos durante 20 minutos en un recipiente con agua salada (pues el agua dulce los mataría). A continuación, límpialos para quitar toda la materia orgánica que puedan traer en sus valvas. Con el lado plano de la hoja de un cuchillo, raspa la concha, luego utiliza tu dedo pulgar apoyado en la hoja del cuchillo para retirar las barbas (los filamentos del extremo superior de la cocha). Con un cepillo de cerdas duras, limpia uno a uno los mejillones bajo el grifo repetidas veces para retirar toda la arena que puedan tener.

Para abrirlos, añade a un saute amplio la chalota, la rama de tomillo, la pimienta y el vino. Caliéntalo hasta que el vino comience a hervir y añade los mejillones y parte del perejil picado. Tapa el saute y muévelo con cuidado. Pasados un par de minutos comprueba la cocción de los mejillones y, cuando queden abiertos y con una textura firme (no blanda), retíralos con una espumadera, colócalos en un plato hondo con un poco del caldo de cocción colado y espolvoréalo con el resto del perejil.

Si no los vas a consumir en el momento, recomendamos retirar los mejillones cocinados sin que se pasen de cocción ni queden correosos, colócalos en una bandeja y, rápidamente, ponlos a enfriar en la nevera para detener la cocción. Consérvalos dentro de su propio caldo bien colado.