VOLVER A LA PORTADA

Albóndigas de pato en pepitoria

by hola.com

Ingredientes:

Masa de albóndigas:
100 g de carne de pato picada a mano
150 g de carne de pato picada a mano
125 g de grasa de pato picada a cuchillo
40 g de pan remojado en leche
25 g de brandy
1 yema de huevo
75 g de cebolla al Oporto
Sal y pimienta negra
QS de harina

Cebolla al Oporto:
250 g de cebolla ciselée
100 ml de Oporto

Patata asada:
8 discos de patata Kennebec
1 rama de romero
1 rama de tomillo
1 diente de ajo en camisa
Recortes de grasa de pato
Sal y pimienta negra en grano
QS de agua

Salsa pepitoria:
1 puerro emincé
1 l de fondo ave
60 ml de vino blanco
QS de azafrán
½ bote de albahaca deshojada
½ barra pan del día anterior
25 ud. de avellana
2 yemas huevo cocidas
Sal y pimienta

Material necesario:
Saca bolas
Corta pastas
Vaso americano
Jarra medidora
Set de boles
Chino fino

Preparación:

Para empezar, realiza los discos de patata con ayuda de un cortapastas y un cuchillo para tornear. Utiliza el saca bolas para hacer una cavidad en el centro del disco (donde posteriormente se colocará la albóndiga de pato). Funde una parte de los recortes de grasa e introduce en el horno a 160ºC, junto a los ingredientes aromáticos, hasta que la patata esté asada.

Pon a caramelizar la cebolla y desglasa con el Oporto. Déjala enfriar y, entonces, realiza la farsa de las albóndigas sobre un Baño María frío. Deja que repose en la nevera. Posteriormente, realiza pequeñas bolas, con ayuda de la harina. Una vez boleadas, fríelas en aceite bien caliente y resérvales sobre papel, para que pierdan el exceso de grasa.

Ahora, prepara la salsa pepitoria que acompañará las albóndigas. Pocha el puerro en aceite y, una vez que lo tengas, añade el azafrán mientras dejas que se tueste ligeramente. Luego, añade el vino, reduce a seco e incorpora el fondo caliente. Cuece a fuego suave durante aproximadamente 20 minutos, hasta que el puerro este totalmente cocido.

Pon a tostar las avellanas y el pan con un poco de aceite en el horno. Mientras tanto, cuece los huevos. Cuando tengas ambos, maja la yema cocida junto con el pan y las avellanas tostadas. Tritura el fondo con el puerro y cuélalo. Añade el majado y entonces, vuelve a triturar.

Para finalizar, añade las albóndigas a la salsa y dales un pequeño hervor para que terminen de cocerse. Ya sólo queda añadir la albahaca picada y sazonar, para que puedas disfrutar de tu plato.