Tendencias ‘gastro’: ideas para disfrutar del pastrami, más allá del mítico sándwich

Aunque su forma de degustación más común es ‘entre pan y pan’, esta delicia cárnica (cuya legión de ‘fans’ en España no deja de crecer) nos ofrece otras muchísimas posibilidades en cocina: tapas, ensaladas… ¡incluso en forma de cachopo! Compruébalo echando un ojo a las recetas que hoy os proponemos.

Al escuchar su nombre es fácil que nuestra imaginación viaje rápidamente hasta Nueva York, a alguno de esos míticos ‘Delis’ que tantas veces hemos visto en la pantalla grande, donde los bocadillos de pastrami circulan sin parar de mesa en mesa para disfrute los paladares más carnívoros. Es, por ejemplo, el caso del mítico restaurante ‘Katz's Delicatessen’. Fue en su comedor, y delante de uno de sus legendarios sándwiches, donde Meg Ryan protagonizó el orgasmo fingido más famoso de la historia del cine, en la película 'Cuando Harry encontró a Sally'. 

Por supuesto, Katz's no es el único; son muchos los locales donde este bocado es casi ‘religión’. Y es que el pastrami forma parte, sin duda, del ADN gastronómico neoyorquino.

Al parecer fueron los judíos que emigraron a Estados Unidos en el siglo XIX quienes lo introdujeron en el país norteamericano, especialmente los llegados desde Rumanía (en rumano ‘pastra’ vendría a traducirse como ‘mantener’ o ‘preservar’). No hay que olvidar que el método de elaboración del pastrami lo que buscaba en origen era precisamente la preservación por más tiempo de la carne. ¿Pero qué es exactamente? En realidad no es más que un producto cárnico, elaborado con piezas nobles de ternera, que se somete a un proceso de salmuera con especias y hierbas aromáticas (pimienta negra, ajo, mejorana, albahaca...) y que después se ahúma -y en algunos casos, además, se cuece posteriormente-.

Este proceso ofrece como resultado un verdadero manjar cuya forma de degustación más habitual es cortado en lonchas, entre pan y pan, y acompañado de ensalada de col y penillos en vinagre, pero que en realidad cuenta con una gran versatilidad gastronómica. Las recetas (tanto clásicas como menos convencionales) que hoy os proponemos con el pastrami como ingrediente principal dan buena muestra de ello.

Son ideas muy apetecibles que nos llegan de la mano de La Finca Jiménez Barbero. La conocida empresa de productos cárnicos ha incluido recientemente en su oferta el pastrami. Una delicia, de sabor único e intenso, que no ha perdido fuelle en lo que a tendencias 'gastro' se refiere. Su consumo en España ha ido in crescendo en los últimos años y cada vez es más frecuente encontrarlo en mercados gourmet y cartas de restaurantes. Si quieres disfrutarlo en casa, echa un ojo a estas propuestas:

Cachopo de pastrami 

-Laminar el pastrami fino.
-Montar el cachopo poniendo de base unas lonchas de pastrami, después una de cecina, una de queso ahumado, una de cecina y terminar con más lonchas de pastrami.
-Pasar por harina, huevo y panko (pan rallado japonés).
-Freír a 175° durante cinco minutos o hasta que tenga un dorado apetecible.

Mollete caliente de pastrami con crema de queso y olivada

-Cortar el pastrami en lonchas finas.
-En una sartén, saltear un poco el pastrami para templar.
-Poner encima la crema de queso para que funda.
-Tostar el mollete abierto en la misma sartén.
-Poner sobre la base del mollete cebolla caramelizada.
-Colocar encima el pastrami con el queso fundido.
-Poner un poco de olivada en la mitad del pan y cerrar.

Gilda de pastrami

-Cortar el pastrami en láminas finas.
-Hacer un aliño triturando ajo, perejil con aceite de oliva virgen extra.
-Montar las gildas pinchando una aceituna gordal, dos piparras, una loncha de pastrami enrollada, otra piparra y terminar con otra loncha de pastrami.
-Salsear con el aliño y servir.

Ensalada de pastrami con patata

-Cortar el pastrami en dados pequeños y templar.
-Colocar de base en un plato patata cocida templada.
-Poner encima una capa de salsa tártara.
-Echar unos dados de pastrami.
-Añadir cebollino picado y unas hojas de menta.
-Regar con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Milhojas de pastrami

-Laminar el pastrami en lonchas finas.
-Hacer una milhoja alternando capas de pastrami con salsa de tomate, pan crujiente y queso mozzarella.
-Poner un poco de orégano y aceite de oliva.
-Hornear hasta que se derrita el queso.

Sándwich frio con queso feta

-Cortar el pastrami en lonchas finas.
-Sobre la base del pan untar un poco de relish (condimento que potencia el sabor de las carnes). 
-Encima poner tomate en rodajas y brotes tiernos.
-Colocar el pastrami formando una capa gruesa.
-Poner encima el queso feta.
-Tapar con la otra rebanada de pan untada con una mezcla de mayonesa y mostaza.

Planes 'gastro': ¿Puede una hamburguesa ser 'healthy'? ¡Estas, lo son!

Cocina fácil: ricas salsas para dar un extra de sabor a tus platos de carne

Más sobre

Leer más