holandesa_video_t

Vídeo-recetas: salsa holandesa, ingrediente clave para unos ‘huevos benedictine’… ¡de diez!

A pesar de su nombre, esta salsa tiene en realidad un origen francés.

Mantequilla, zumo de limón, yemas de huevo… y algo de maña. Son los ingredientes que nunca pueden faltar para la elaboración de la clásica salsa holandesa. Su uso en cocina es amplio; simplemente vertida sobre unos espárragos resulta deliciosa. No obstante, quizá es la receta de los ‘huevos benedictine’ (tan propios de la hora del brunch) la que primero asociamos a esta sabrosa salsa que hoy te enseñamos a preparar: (debajo encontrarás los ingredientes y elaboración más detallados).

Loading the player...

 

Ingredientes: (4 comensales)

3 yemas de huevo

Medio limón

2 cucharadas de vino

1 pizca de sal

1 tarrina de mantequilla

Preparación:

Derretir la mantequilla en un cazo hasta que esté completamente líquida. Reservar.

En un bol, mezclamos las tres yemas, el vino blanco, una pizca de sal y el zumo de medio limón. Poner el bol sobre un recipiente de agua caliente y batir vigorosamente con unas varillas. A continuación, ir añadiendo la mantequilla líquida sin dejar de batir, hasta obtener una consistencia cremosa.

Poner en una salsera y servir.

 

Más sobre

Regístrate para comentar