quiche_lorraine_t

Vídeo-recetas: Quiche Lorraine, una clásico de la cocina francesa… ¡fácil y delicioso!

Aunque quiches hay muchas, la ‘decana’ es sin duda la apellidada ‘Lorraine’, en cuya receta no pueden faltar ingredientes como masa quebrada, los huevos y la panceta.

Es, quizá, el pastel salado francés más conocido. Si nunca has cocinado una rica quiche Lorraine (cuyo nombre se debe a Lorena, la región de donde proviene la receta) no tienes más que dar al play en nuestra vídeo-receta de esta semana. Debajo encontrarás descritos los ingredientes al detalle, así como el modo de elaboración paso a paso.

Loading the player...

 

Ingredientes:

1 lámina de masa quebrada o brisa redonda

100 gramos de panceta

4 huevos medianos

200 ml de crema de queso

1 pizca de nuez moscada

Sal y pimienta

Mantequilla

Preparación:

En primer lugar, precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.

Forrar el molde con la lámina de masa quebrada, acoplar a la base y las paredes para que coja la forma.

Introducir en el horno la masa durante 10 minutos para que se vaya haciendo. Para que no se infle, poner encima unas legumbres secas que después hay que retirar.

Mientras se hornea, cocinar la panceta. Cortar en trozos pequeños y sofreír en una sartén con un poco de mantequilla (el beicon ya suelta su propia grasa).

Revolver hasta que coja color. Una vez esté dorado, sacar a un plato con un trozo de papel de cocina para que absorba la grasa resultante. Reservar.

En un bol batir los huevos y después incorporar la crema de queso. Mezclar todo hasta que se integren bien los ingredientes, añadir la nuez moscada y sazonar a nuestro gusto con sal y pimienta negra. Hay que tener en cuenta que el beicon de por sí ya está salado.

Una vez la masa esté fuera del horno ya a medio hacer, añadir el beicon en trozos repartiéndolo por toda la base uniformemente.

A continuación, verter cuidadosamente la mezcla de huevos y crema de queso hasta el borde del molde, pero sin que se salga.

Introducir la quiché en el horno otros 30 minutos hasta que la superficie se dore y el relleno se cuaje.

Comprobar pinchando un palillo en la quiché, si sale limpio ya estaría hecho.

Dejar que enfríe unos minutos antes de desmoldar, cuanto más tiempo se espere, más fácil será.

El resultado es una tarta salada de lo más sabrosa. Sólo queda cortar en porciones y servir templado.

Cuatro ideas para preparar una 'quiche' deliciosa

Tartas y pasteles, ¿sólo como postre?

Quiche, una receta ideal para los picnics de verano

 

Más sobre

Regístrate para comentar