tazas_chocolate_t

Chocolate a la taza: con naranja, frutos secos, en su versión tradicional… ¡tú eliges!

Te proponemos cinco maneras diferentes de disfrutar de un chocolate calentito, ideal como acompañante del clásico Roscón de Reyes

Dentro del recetario dulce, la primera semana de enero tiene en España un protagonista indiscutible: el Roscón de Reyes (de hecho, si os animáis a prepararlo en casa, atentos porque mañana os ofreceremos la receta de la mano de las escuela de cocina ‘Le Cordon Bleu’). Hoy, para ir abriendo boca, nos centramos en uno de sus ‘acompañantes’ clásicos: el chocolate a la taza. Puedes elaborarlo de forma casera al estilo más tradicional u optar por darle un toque diferente empleando ingredientes como fruta, frutos secos… Estas son las cinco versiones que nosotros te ofrecemos, a modo de ejemplo:

-CHOCOLATE A LA TAZA CLÁSICO:

Ingredientes:
Agua
Azúcar
Chocolate para preparar a la taza
Leche

Preparación:
Preparamos un baño María a fuego suave, y en el cazo superior colocamos el chocolate lo más troceado posible. Dejamos que se funda suavemente y agregamos la leche (la cantidad de esta última irá en función de lo fuerte o suave que guste el chocolate), removiendo con una cuchara de madera o unas varillas hasta que esté completamente integrado y con un espesor que sea de nuestro gusto.

Acabado:
Servimos en tazas grandes, con el azúcar aparte para que los más golosos puedan añadirla a su gusto.

-CHOCOLATE CON PIÑONES:

Ingredientes:
200 gramos de azúcar
200 gramos de cobertura de chocolate
200 mililitros de leche
200 mililitros de nata
25 gramos de piñones

Preparación:
Cortamos el chocolate en trocitos y lo reservamos. Aparte, ponemos la leche junto con la nata y 100 gramos de azúcar a calentar. Una vez hierva, añadimos el chocolate que teníamos ya troceado, removemos bien y lo reservamos. Ponemos el resto del azúcar en una sartén a calentar y lo dejamos hasta que se haga un caramelo. Añadimos los piñones, distribuyéndolos bien, y lo ponemos sobre una bandeja untada con aceite hasta que se enfríe.

Acabado:
Servimos en una taza con los piñones por encima.

-CHOCOLATE CON NARANJA CARAMELIZADA:

Ingredientes:
250 gramos de azúcar
250 gramos de chocolate al 70 por ciento de cacao
2 naranjas
300 mililitros de nata líquida

Preparación:
Limpiamos las naranjas con agua y un trapo. Las cortamos a la mitad y después en juliana fina; las ponemos a cocer con un poco de agua y 100 gramos de azúcar, hasta que estén blandas y caramelizadas. Mientras, ponemos a cocer la nata junto con el resto del azúcar y, una vez que hierva, lo retiramos y añadimos el chocolate. Lo movemos concienzudamente y reservamos.

Acabado:
Servimos la sopa de chocolate, una vez templada, en una taza y ponemos por encima la naranja. Si deseamos una textura más densa, como en la imagen, emplearemos más chocolate y menos nata.

-CHOCOLATE, LAVANDA Y MIEL:

Ingredientes:
200 g de chocolate
1 l de leche
20 g de miel
5 g de ramitas de lavanda
ramitas de lavanda para decorar

Preparación:
Lavar las ramitas de lavanda y secarlas bien con papel absorbente. Echar la leche junto con las ramitas de lavanda en una cazuela puesta al fuego y llevar a ebullición. Retirar del fuego, cubrir la cazuela y dejar en infusión durante 20 minutos. Colar la leche, añadir la miel, mezclar bien y echar en otra cazuela. Rallar el chocolate. Poner la cazuela con la leche y la miel a fuego bajo, incorporar el chocolate rallado y mezclar hasta obtener una crema homogénea.

Acabado:
Repartir la crema en cuencos individuales y, a continuación, decorar con unas ramitas de lavanda.

-CHOCOLATE CON ALMENDRAS:

Ingredientes:
60 g de almendras crudas
500 ml de nata
4 c/s de cacao en polvo (o chocolate fundido)
6 yemas de huevo
1 c/s colmada de azúcar vainillado

Preparación:
Machacar en un mortero las almendras. Mojar con tres cucharadas de agua fría y verter en un cuenco. Añadir la nata y el cacao (o el chocolate fundido). Batir enérgicamente con varillas hasta que la mezcla esté bien lisa. Incorporar las yemas batidas y el azúcar vainillado, echar en una cazuela y calentar a fuego medio sin dejar de remover, hasta obtener una crema homogénea.

Acabado:
Verter en una fuente o en cuencos individuales. Se puede acompañar con unos bizcochitos de avellanas.

More about

Read more