Bizcocho de calabaza y frutos secos

La calabaza es una de las hortalizas típicas del otoño y del invierno con un sabor dulce y una textura, una vez cocinada, muy suave. Ese dulzor tan característico aporta un sabor único al bizcocho.

El bizcocho es uno de los postres no solo más apetecibles, sino también  más versátiles de recetario porque admite un sinfín de ingredientes. El de calabaza con frutos secos es una buena alternativa al bizcocho tradicional porque, además de su sabor, te va a permitir integrar en la receta ingretientes muy saludables para los más pequeños de la casa. 

La calabaza es una de las hortalizas típicas del otoño e invierno con un sabor dulce y una textura, una vez cocinada, muy suave. Ese dulzor tan característico aporta un sabor único al bizcocho. Junto a la calabaza se puede añadir cualquier fruto seco como nueces, almendras, avellanas e incluso pistachos, aportando un toque diferente pero también muy sabroso a la receta.

Ingredientes 

  • 250 gramos de calabaza sin corteza ni pepitas.
  • 150 gramos de azúcar.
  • Un sobre de levadura.
  • Ralladura de limón y naranja.
  • 170 gramos de harina.
  • 70 gramos de aceite de girasol.
  • 3 huevos.
  • Una pizca de sal.
  • Nueces, almendras y avellanas.
  • Canela molida.
     

bizcocho-calabaza-1VER GALERÍA
 

Preparación paso a paso

-Antes de comenzar con esta receta precalienta el horno a 180 grados.

-En un bol grande coloca la calabaza a trozos y tritura muy bien con la batidora. Añade el azúcar y mezcla bien de nuevo. También puedes rallar la calabaza y mezclarla con el azúcar.

-Añade los tres huevos y el aceite de girasol. Bate de nuevo un poco más para que sea una mezcla homogénea.

-En un bol tamiza con un colador la harina y la levadura para agregarlas a continuación a la mezcla anterior. Remueve muy bien hasta que todos los ingredientes estén incorporados perfectamente.

-Utiliza un bol pequeño o plato para enharinar los frutos secos con un poquito de harina. Puedes añadirlos enteros o si lo prefieres antes de enharinarlos, pícalos con un cuchillo para que sea más fácil comer posteriormente el bizcocho.

-Añade estos frutos secos a la masa anterior y mezcla suavemente con la ayuda de una cuchara de madera o lengua.

-Por último, incorpora la canela y las ralladuras de limón y naranja moviendo con una cuchara de madera, pero realizando movimientos suaves y envolventes hasta que se mezclen bien.

-Unta un molde de horno desmontable con mantequilla o margarina tanto por el fondo como por los laterales. Espolvorea un poco de harina también. Echa la mezcla e introduce en el horno durante 30 minutos aproximadamente a 180 grados.

-Antes de sacar el bizcocho del horno comprueba que el centro se ha cocido correctamente pinchando con un palillo. Si está seco es el momento de sacar el bizcocho, pero si aún está un poco húmedo, mantenlo a la misma temperatura durante otros 5 minutos más.

-Saca del horno y espera a que se temple un poco antes de desmoldarlo.

-Una sugerencia de presentación es espolvorear por encima un poquito de azúcar glas antes de cortarlo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más