Al horno y con patatas: La forma más irresistible de cocinar el pollo al limón

Aunque es muy sencilla de preparar, cuando se haga esta receta es importante estar pendiente de que el pollo no se quede seco, así que habrá que mirar de vez en cuando para, si es necesario, ir añadiendo vino o cerveza a la pieza de carne

Hay algunos platos que son toda una apuesta segura y sinónimo de éxito para la hora del almuerzo. De todos ellos, el pollo al limón con patatas al horno es uno de los mejores. Una receta irresistible que gusta tanto a mayores como a pequeños. Un plato delicioso que se prepara de forma muy sencilla y con ingredientes que todo el mundo tiene en su cocina.

Es uno de esos principales que ya resulta muy apetitoso a medida que lo vamos preparando. Hay varias maneras de preparar esta receta, pero el proceso tradicional es prácticamente el mismo de siempre. Y será, por otro lado, el que vamos a utilizar aquí.

Apenas necesita de una serie de ingredientes básicos y en apenas dos horas tendremos listo un bocado que es una auténtica delicia.

Ingredientes para la elaboración

  • Un pollo limpio.
  • Dos patatas grandes.
  • Un limón.
  • 400 mililitros de cerveza o vino blanco.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta negra molida.
  • Una pizca de sal.

receta-cocina-casera1VER GALERÍA
 

Preparación paso a paso

-Precalienta el horno a 200 grados para que esté a la temperatura adecuada cuando vayamos a introducir el pollo.

-Coloca el pollo en una fuente para horno y rocíalo con un chorro de aceite de oliva por los dos lados.

-Corta el limón en cuatro e introduce dos cuartos de limón dentro del pollo.

-Exprime el zumo de la otra mitad y viértelo por encima.

-Cubre el pollo entero con pimienta negra y sal.

-Con el horno ya caliente, introduce el pollo y deja durante 10 minutos a 200 grados centígrados para que se dore bien por fuera.

-Pasados los 10 minutos, baja la temperatura hasta los 170 grados y vierte sobre el pollo la mitad de la cerveza o el vino blanco.

-Deja asar durante unos 45 minutos aproximadamente.

-Lava, pela y corta las patatas en rodajas.

-Saca el pollo del horno al término de los 45 minutos y dale la vuelta añadiendo las patatas.

-Vierte lo que queda de la cerveza o el vino blanco e introdúcelo de nuevo en el horno durante otros 45 minutos más.

-Pasado este tiempo, apaga el horno y cubre el pollo con papel de aluminio hasta que vaya a consumirse.

-Es recomendable comprobar cada poco tiempo que el pollo no se esté quedando muy seco. Si es así, hay que añadir medio vaso más de cerveza o vino blanco.

-Durante el horneado del pollo se pueden añadir unas ramitas de tomillo, lavanda o romero. Así se conseguirá darle un toque de finas hierbas.

Más sobre

Leer más