Un punto ácido para un postre delicioso y ligero: Bizcocho con piña y un toque de caramelo

Será el postre estrella de las próximas Navidades, porque al incluir la piña conseguirás aportar la acidez necesaria para que, aun siendo suculento, no resulte empalagoso y tus invitados disfruten hasta el final del banquete

La combinación de sabores es una de las tendencias más arraigadas en los últimos años en el sector gastronómico. De este modo, podemos encontrar dulces con cristales de sal para dar un toque diferente a los postres y hacerlos menos empalagosos. Los postres son el último plato del menú y es interesante que se puedan degustar sin dejarnos la tan incómoda sensación de pesadez.

Ahora que llegan las navidades y vamos a disfrutar de comidas copiosas, nada mejor que un postre que nos aporte un ingrediente ácido para contrarrestar, siempre manteniendo la esencia de una receta que debe ser dulce. Por esto, hoy te proponemos que combines un bizcocho clásico con una fruta que le aporte un punto de acidez como es la piña.

Aunque un bizcocho sin más puede resultar un tanto insulso, para que la piña no le convierta en un postre que peque de muy ácido, esta receta refuerza la parte dulce con un toque de caramelo. Con ella conquistarás a tus invitados en las cenas navideñas.

Ingredientes
 

  • Un yogur (natural o de limón).
  • 240 gramos de harina.
  • Una pizca de sal.
  • Caramelo líquido.
  • 240 gramos de azúcar.
  • Tres huevos.
  • Dos cucharaditas de levadura en polvo.
  • 120 gramos a aceite.
  • Una lata de piña en su jugo.

receta bizcocho1VER GALERÍA
 

Preparación paso a paso

-Precalienta el horno a 180 grados para que esté listo en el momento que tengas todos los ingredientes listos.

-Cubre con el caramelo la base del molde que hayas elegido para el bizcocho y coloca sobre él las rodajas de piña, que previamente habrás escurrido, reservando el jugo en un recipiente.

-Pon los huevos en un bol y bate. Una vez hecho esto, agrega el yogur y mezcla hasta que todo quede integrado.

-Sobre esa mezcla añade el azúcar y vuelve a batir para poner ahora el aceite -suave- y la sal, removiendo todo.

-En otro recipiente tamiza la harina e incorpora la levadura y ve echándola poco a poco sobre la mezcla y batiendo hasta conseguir una textura cremosa.

-Vierte la mezcla sobre el molde e introduce en el horno unos 35 minutos (puedes comprobar un poco antes si está listo metiendo un palillo en el bizcocho, que debe salir seco).

-Desmolda, y con un palillo pincha varias veces sobre la parte superior para que absorba el jugo de la piña, que repartirás de modo homogéneo para darle un punto extra de jugosidad.

Más sobre

Regístrate para comentar