Bizcocho de jugos cítricos, el equilibrio perfecto entre lo dulce, lo ácido y lo amargo

Este postre admite tantas variedades como ingredientes queramos ir incluyendo y si lo que agregamos son frutas, existen múltiples posibilidades para lograr uno sabor único

¿Cuántas variedades de bizcocho pueden existir? Es prácticamente imposible no encontrar la receta que más nos satisfaga. Es un postre muy versátil que permite cualquier combinación de ingredientes. Sin ir más lejos, en esta receta encontramos el equilibrio perfecto entre los dulce, lo ácido y lo amargo en una misma elaboración.

Los cítricos son un conjunto de frutas que pueden presentar un sabor ácido o agridulce, pero siempre ofreciendo un resultado muy jugoso y aromático. Los más conocidos son la naranja, el limón, la toronja, la lima y la mandarina. En esta receta, precisamente, emplearemos los cuatro primeros para crear una combinación de sabores única.

Ingredientes
 

  • 1 yema de huevo.
  • 2 huevos.
  • 6 gramos de levadura en polvo.
  • 200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 220 gramos de azúcar.
  • 225 gramos de harina.
  • Una pizca de sal.
  • La ralladura de un limón pequeño (el jugo exprimido).
  • La ralladura de una naranja pequeña (el jugo exprimido).
  • La ralladura de una lima pequeña (el jugo exprimido).
  • Media ralladura de una toronja pequeña (el jugo exprimido).
  • 10 centilitros de leche entera tibia o crema.
  • 100 gramos de azúcar.
  • El jugo de 1 limón.
     

receta de bizcocho1VER GALERÍA
 

Preparación, paso a paso

-Mezcla todos los jugos de frutas, ponlos en una cazuela y hiérvelos para reducir la acidez, dejando enfriar al final.

-Combina la mantequilla con una pizca de sal y el azúcar y añade los huevos de uno en uno y la yema de huevo.

-Tamiza la levadura y la harina juntas y añádelas poco a poco a la mezcla de mantequilla.

-Sigue batiendo y añade lentamente la leche y los jugos de frutas fríos.

-Añade las ralladuras para obtener más sabor.

-Engrasa un molde con una pizca de aceite de canola y vierte la mezcla, espolvoreando con harina o azúcar glas.

-Deja reposar durante 20 minutos antes de introducir en el horno, precalentado a 180/200 grados centígrados, durante 40 minutos aproximadamente.

-Saca el molde cuando esté horneado el bizcocho y déjalo enfriar.

-Para decorar, elabora un poco de caramelo poniendo 100 gramos de azúcar en un cazo con un poco de agua; hierve y espuma cuando haga falta. Deja cocinar hasta que se dore, sin remover, agrega el jugo de limón y deja que se evapore unos segundos.

-Hunde la base del cazo en agua fría para detener la cocción y vuélcalo en un recipiente para dejar reposar hasta que cuaje.

-Cuando se rompa en trozos, colócalo en un procesador de alimentos y muele hasta reducirlo a polvo.

-Rocía por encima del bizcocho y caramelízalo con un soplete con un soplete.

-Se puede servir con crema fresca o yogur natural. En realidad se pueden emplear los cítricos que desees, siempre reduciendo la acidez para que el sabor sea perfecto.

Más sobre

Regístrate para comentar