¡Fácil, dulce y sabroso! Receta de bizcocho con leche condensada

Si quieres probar un bizcocho algo diferente al clásico con yogur, prueba con este sencillo y rápido, porque tiene un sabor delicioso y no tardarás nada en hacerlo

Si quieres probar un bizcocho algo diferente al clásico con yogur, prueba con este sencillo y rápido bizcocho con leche condensada, porque tiene un sabor delicioso y no tardarás nada en hacerlo, además es la merienda o tentempié perfecto porque es muy esponjoso y está riquísimo.

Para elaborarlo, tan solo necesitas 5 ingredientes, así que no hay excusa para ponerte manos a la obra en cualquier momento, incluso el día anterior, para tener un desayuno de campeones. ¡Tus hijos estarán deseando que lo hagas!

Lógicamente, tener como protagonista a la leche condensada puede asustar a más de uno porque es un ingrediente con un elevado contenido en azúcar, que se le añade a la leche evaporada. Pero además de los hidratos de carbono, entre sus propiedades se encuentran vitaminas, minerales, lípidos y proteínas. Y tiene una alta concentración de calcio y yodo. Eso sí, cuidado de no abusar de esta leche si se padece diabetes o sobrepeso.

Ingredientes:

-1 lata de leche condensada (400 gramos).

-4 huevos.

-1 sobre de levadura química.

-120 gramos de harina.

-50 gramos de margarina a temperatura ambiente.

receta-bizcocho1VER GALERÍA

Elaboración, paso a paso.

Lo primero que tienes que hacer es poner el horno a precalentar. La temperatura para elaborar esta receta es de 180 grados. Si tu horno cuenta con la opción del ventilador arriba y abajo, mucho mejor.

El siguiente paso es abrir la lata de leche condensada y verterla por completo en un bol grande. Ten en cuenta que todos los ingredientes tienen que mezclarse ahí antes de hornear.

Añade también al bol los huevos y mezcla con la ayuda de unas varillas. También puedes hacer esta mezcla con la batidora, pero con la velocidad baja e ir aumentando poco a poco. Te puede costar un poco este proceso por la densidad de la leche condensada.

Para continuar, agrega la margarina a temperatura ambiente y mezcla un poco más. Solo queda que incorpores la harina y la levadura. Utiliza un colador para evitar los grumos.

Ahora es el momento de preparar el molde para colocar la crema. Coge una cucharada pequeña (de las de café) de mantequilla a temperatura ambiente, echa en el molde y unta bien para que no quede ni una sola parte sin cubrir.

Posteriormente, vierte la masa en el molde y da unos pequeños golpecitos para quitar las burbujas de aire que pudieran quedar. Mete en el horno durante unos 30 minutos.

Cuando haya pasado ese tiempo, abre la puerta del horno y pincha en el centro del molde con un palillo o la punta de un cuchillo para verificar que se ha cocido correctamente. Si sale limpio, el bizcocho está hecho. Si aún sale un poco húmedo, deja unos 4 o 5 minutos más para que se termine de cocer bien.

Saca el bizcocho y cuando esté templado desmolda. Para servir, puedes espolvorear un poco de azúcar glass o cacao en polvo por encima, aunque también está delicioso sin añadirle nada más. ¡A disfrutar!

Más sobre

Regístrate para comentar