¡Un placer para tu paladar! Salmorejo de mango con gambas confitadas

El salmorejo es una crema fría que consta de una serie de ingredientes tradicionales en su receta base. Miga de pan, ajo, aceite de oliva virgen extra, pimiento verde, sal y tomates son los productos que no deberían faltar en esta preparación. Sin embargo, hoy en día, existe una enorme variedad de salmorejos innovadores. ¿Qué te parece, por ejemplo, cocinar un salmorejo de mango con gambas confitadas?

Está claro que el salmorejo es uno de los platos protagonistas del verano. Una crema fresca, nutritiva y muy sabrosa con la que puedes comenzar el almuerzo o también, como pequeño aperitivo para el mediodía. En esta ocasión, la introducción del mango le aporta un toque de sabor diferenciador. Una fruta tropical dulce, jugosa y muy rica que combina muy bien con el resto de ingredientes tradicionales.

Y como guarnición para este salmorejo de mango, nada mejor que unas gambas confitadas. Una propuesta culinaria que causará sorpresa entre tus invitados y que a su vez, les dejará con un cóctel de sabores muy innovador en su paladar.

Ingredientes

  • 700 gramos de tomates
  • 300 gramos de mango sin hueso
  • 1 diente de ajo
  • 200 gramos de pan
  • 10 gramos de sal
  • 80 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 12 gambones frescos
  • Aceite de albahaca
     

Preparación, paso a paso

-En primer lugar, lava bien los tomates y pélalos, ya que si no utilizas un robot de cocina potente aún mantendrán su piel

-Luego, pela el mango, trocéalo y ponlo con los tomates en el vaso de la batidora.

-Pela el diente de ajo (puedes retirar también el germen de su interior) y añádelo al vaso de la batidora.

-Trocea el pan y añádelo a la batidora junto con la sal.

-Finalmente, vierte el aceite de oliva virgen extra.

-Los ingredientes se pueden añadir todos a la vez o bien incluir primero la mitad, luego triturar y después, ir añadiendo a hilo el resto del aceite para que el salmorejo emulsione mejor.

-Cuando obtengas la crema de salmorejo, pásala a un recipiente con tapa y deja que repose en el frigorífico para servirla bien fría

Salmorejo de mango con gambas VER GALERÍA

-Por otro lado, prepara las gambas, que se pueden servir sobre el salmorejo recién hechas, templadas o frías.

-Pon aceite en un cazo y calienta hasta alcanzar unos 65 grados centígrados.

-Vierte las gambas peladas y una guindilla (opcional), confitando durante unos 5 minutos o hasta que las gambas estén al gusto de cada uno (este producto debe bañarse completamente en aceite para cocinarlo correctamente).

-Finalmente, al servir el salmorejo, reparte las gambas y unos daditos de mango en el centro de cada uno de los recipientes en los que vayas a servir el salmorejo. También los puedes decorar con un poco de albahaca fresca o con un hilo de aceite de albahaca.

-Para degustarlo: es un salmorejo que se puede servir en copa, cuenco o plato hondo para disfrutar de un sabor fresco, genuino y sobre todo, tropical. Tus invitados quedarán gratamente sorprendidos por la perfecta combinación de sabores veraniegos que has sabido implementar en un plato de origen tradicional.

Más sobre

Read more