Abandonos, una 'anti cita' nada romántica e intercambios de parejas marcan la repesca de candidatas en 'QQCCMH'

Una repesca, un intercambio de candidatas… el último programa de QQCCMH provocó un auténtico terremoto en las casa de los solteros. El programa les dio la oportunidad de volver a traer alguna de las chicas que se había quedado en el camino y, como no todos querían aprovecharla, las madres tomaron el control. La llegada de esos “fantasmas del pasado” provocó todo tipo de conflictos entre las actuales aspirantes que, enfadadas, dolidas y furiosas, reprocharon a sus “enamorados” este desplante. Mitsuky no habla mucho, pero cuando lo hace es clara. “No es enfado, es dolor” le espetó a Víctor cuando este escogió a Rebeca, una chica que conoció en la calle en uno de los primeros programas y con la que ha mantenido contacto telefónico. Fue casi como un flechazo cuando se vieron así que ahora el soltero quiere averiguar si puede haber algo más entre ellos.

nullVER GALERÍA


Mientras él solo se enfrentaba a la ira de sus pretendientas, su madre Merche iba a casa de Andrea para conocer su entorno y a su padre, que resultó ser uno de sus antiguos compañeros de colegio. Tras hablar un rato con él y ver la habitación de la chica, esta ganó algunos puntos con su posible futura suegra, y eso que no era de sus favoritas. Mari Carmen, madre de Fran, sigue en sus trece. Ella quiere para su hijo una mujer como las de antes, que se encargue de la casa y cuide de su "niño", aunque él no comparte esa opinión. Sin embargo era ella quien tenía la última palabra. Mariló volvió porque es una mujer con estudios, trabajo y que se ocupa de la casa y Mari Carmen la apoya al cien por cien. Viene dispuesta a todo.

 

VER GALERÍA



Leo organizó un romántico paseo en velero que se convirtió en la "anti cita" por excelencia y es que sus chicas acabaron mareadas. Mientras él hacía la escena de Titanic con Eli, que no se ganó su beso, aunque lo intentó, María y Leti trataban de calmar su mareo, mezclando María este con los celos que le provocó la escena. Tras esta tarde nada agradable, Leo y Alexis hicieron un experimento. Se encontraron en una discoteca y decidieron intercambiar a sus candidatas durante un rato para ver cómo eran y así poder aconsejarse mutuamente. Alexis estaba asombrado ya que no le gustó ninguna de las chicas que se disputan el corazón del argentino, lo mismo que le ocurrió a este, que cree que Marta puede ser la elegida, pero tiene algo que no le "acaba de llenar". Su madre Silvia, mientras su hijo salía de fiesta, visitó a los padres de la chica para conocerla un poco mejor. Roi por su parte aprovechó la repesca para rescatar a Edgar y así darle una oportunidad, lo que tampoco sentó muy bien al resto de chicos.

 

VER GALERÍA



Y es que en este programa unos vinieron, pero otros se marcharon. Ya fuera por celos, porque se veían sin posibilidades o porque no han encontrado en sus solteros el apoyo o el comportamiento que buscaban, algunos aspirantes hicieron las maletas y abandonaron. Raúl por ejemplo dejó a Roi tachándolo de egoista y egocéntrico, mientras que Eli tampoco quiere seguir intentando conquista a Leo, que por otro lado no se va a dejar enamorar por ella y se lo ha dejado claro. Armando repescó a María para su hijo Alexis y sus chicas se lo tomaron regular, igual que cuando este besó a Valeria por sorpresa en la discoteca emulando a Leo, que hizo lo mismo con Marta. Fran también provocó con su beso a Melania la marcha de Sara, que no está dispuesta a ser una más y no sentirse especial. Y es que a veces los besos además de amor, traen muchas lágrimas. ¿Conseguirán estos solteros aclarar sus sentimientos y encontrar a la mujer de su vida?

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más