Se ha hecho justicia. El hacker de las celebrities ha sido condenado a 18 meses de prisión por haber accedido de modo ilegal a las cuentas de email de cien personas, incluyendo la de las actrices Jennifer Lawrence, Ariana Grande, Kirsten Dunst, la cantante Rihanna y la modelo Kate Upton, entre otras. La filtración de fotos íntimas que tenían en sus cuentas privadas de Apple y Google causó gran indignación entre las afectadas que exigieron al buscador que las eliminara de su sitio web.

Jennifer LawrenceVER GALERÍA

Ryan Collins de 36 años, se declaró culpable de violar la ley de fraude y abuso de ordenadores y llegó a un acuerdo con la justicia para evitar una condena que podría haber sido de hasta cinco años de cárcel. Collins cometió fraude electrónico para obtener los nombres de usuario y contraseña, tras hacerse pasar por Google y Apple, según confirma el FBI. De esta forma, según los investigadores, consiguió el acceso a al menos 50 cuentas de iCloud y 72 cuentas de Gmail. Pero las autoridades no han encontrado pruebas suficientes que puedan relacionar a Collins con la filtración de las imágenes en Internet.

CelebgateVER GALERÍA

El FBI abrió una investigación de las fotos hackeadas en septiembre de 2014, en lo que se conoce como Celebgate.Y no es el único caso, en julio, otro un hombre se declaró culpable en Chicago de hackear las cuentas de 300 personas, incluyendo 30 personas conocidas, además del hacker de Scarlett Johansson, Christopher Chaney, que fue condenado a diez años de cárcell, que fue acusado de 26 cargos, entre ellos: robo de identidad, piratería informática y escuchas telefónicas.

Más sobre

Regístrate para comentar