El emocionante reencuentro de Nicole Kidman con su hija después de años sin verse

'Fue un momento muy emotivo para todos, especialmente para Nicole. No tardó en ponerse a llorar, y Bella la siguió', comentó una fuente a la publicación 'Woman’s Day'

Muchos años han pasado sin apenas conocer nada acerca de la relación de Nicole Kidman con sus hijos adoptados, Bella y Connor. Pese a los muchos rumores que apuntaban a que la relación entre ellos era nula, la actriz australiana y su hija Bella, de 23 años, parecen haber puesto fin a las diferencias que las separaban.

Nicole Kidman y Bella CruiseVER GALERÍA

Madre e hija mantuvieron un emocionante reencuentro en Londres, en el que Bella le presentó a su marido, al que Nicole veía por vez primera. Esta reunión se ha producido casi un año después de que la hija de Tom Cruise y Nicole Kidman contrajera matrimonio con Max Parker en septiembre de 2015. "Fue un momento muy emocionante para todos ellos, especialmente para Nicole", comentó una fuente a la publicación Woman’s Day, que añadió: "No tardó en ponerse a llorar, y Bella la siguió".

Nicole KidmanVER GALERÍA

Nicole y Tom Cruise adoptaron a Bella en 1992 y a su hijo Connor en 1995 antes de divorciarse en 2001. Los niños entonces se fueron a vivir con su padre tras la ruptura del matrimonio. “Tengo cuatro hijos, estar en contacto con ellos es muy importante”, aseguró la protagonista de Moulin Rouge a la revista DuJour y confirmó que el móvil y las nuevas tecnologías eran vitales para saber del día a día de sus hijos mayores.

-Isabella, la hija de Nicole Kidman y Tom Cruise, se casa ¿sin la compañía de sus padres?

Bella CruiseVER GALERÍA

Al parecer y según fuentes cercanas a la actriz, Nicole ha estado intentando estrechar lazos con su hija desde comienzos de año. "Nicole se tomó un momento para mostrar su agrado por Max y pudo comprobar lo bien que se lleva la pareja". Bella llegó a insistir que todo estaba bien con sus padres, aunque ninguno de los dos asistió a su boda. Se dice que para evitar la excesiva atención de los medios, no invitó ni a sus padres y ni siquiera a su hermano Connor. Mientras Bella daba el 'sí, quiero' Nicole estaba en Londres para los ensayos de una obra del West End Photograph 51, mientras que Tom Cruise estaba inmerso en una de sus películas.

Bella Cruise

A pesar de que sus padres son dos de las estrellas más brillantes del firmamento de Hollywood, Bella Cruise ha llevado siempre una vida discreta, ajena a la expectación que despierta su familia y su boda siguió la misma línea. Desde hace algunos años que se había mudado a Londres desde Los Ángeles, donde residió con su padre tras la separación de los actores, y es allí donde desarrolla su trabajo como maquilladora y donde vive su vida de casada. La pareja reside en la localidad de Croydon, a unos 15 kilómetros al sur de la capital, un lugar en el que abundan las familias trabajadoras y de este modo ha vuelto a dejar constancia de lo alejada que está del boato de la meca del cine y su residencia nada tiene que ver con las mansiones en las que vivió cuando era niña.

Más sobre

Regístrate para comentar