Robert de Niro ha confesado una verdad muy dolorosa: su hijo Elliot, de 18 años, padece autismo. El oscarizado actor se ha visto obligado a hacer esta confesión después de que surgiera una polémica por el documental antivacunas, Vaxxed: el encubrimiento a la catástrofe, que fue suprimido finalmente del programa del Festival de Tribeca, del que es cofundador.

Elliot es el primer hijo de su segundo matrimonio con Grace Hightower. La pareja también tiene a la pequeña Helen Grace, de cuatro años. De Niro tiene además una hija de 40 años, Drena, y Raphael, de 35, fruto de su primera unión con Diahnne Abbott, y es padre de los gemelos Julian y Aaron, de 16 años, que tuvo gracias a un vientre de alquiler con su exnovia, Toukie Smith.

Robert de NiroVER GALERÍA

Por medio de un comunicado publicado en el Facebook oficial del certamen, el actor se ha sincerado y ha expuesto los motivos de haber tomado esta decisión: “Grace (Hightower) y yo tenemos un hijo con autismo. Creemos que es fundamental que todas las cuestiones relacionadas con las causas del autismo deban debatirse abiertamente y ser examinadas”.

El actor, de 72 años, indicó que para él y su familia ese tema era muy personal y expresó que deseaba que hubiera un debate en torno a la vacunación y sus consecuencias. Señaló que personalmente no apoyaba dicho filme y que no se definía como antivacunas. En cuestión de minutos, su publicación causó revuelo en las redes con todo tipo de comentarios. Un día más tarde, el actor svolvió a pronunciarse a través de la misma cuenta de Facebook: “Mi intención al seleccionar esta película fue para proporcionar una oportunidad para la conversación en torno a un tema que es profundamente personal para mí y para mi familia. Pero después de analizarlo en los últimos días con el equipó del festival y otras personas de la comunidad científica, no creemos que la proyección del filme contribuya al debate”.

Robert de NiroVER GALERÍA

De Niro y el resto del equipo de Tribeca tomaron la decisión de eliminar a Vaxxed de la agenda, un filme que fue duramente criticado por varios cineastas. El filme, dirigido por el activista antivacunas Andrew Wakefield, alega que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han encubierto que algunas vacunas como las del sarampión, paperas y rubéola aumentan el riesgo de autismo. Dicho punto de vista ha sido desacreditado en innumerables ocasiones la comunidad científica.

En 2013 el actor hizo una referencia al hecho de lo complicado que era criar a un niño con necesidades especiales. Durante una entrevista en televisión por El lado bueno de las cosas, De Niro rompió a llorar al hablar sobre el hijo del director del filme, David O. Russell, que padece desorden bipolar como el protagonista de su película. “No me quiero emocionar, pero sé exactamente por lo que él está pasando”, dijo De Niro, que entonces no había confesado que su hijo Elliot padecía autismo.

Robert de Niro

El director al ver a De Niro tan emocionado, salió al paso contando su propia experiencia y contó cómo supo que Robert era perfecto para el papel. “Estuve en su apartamento y estuvimos hablando del guión. En un momento pensé que tenía alergía, pero me di cuenta que se había emocionado. Me senté y estuve viendo llorar a Robert De Niro durante diez minutos. Entonces pensé ‘conecta perfectamente con el papel y sería maravilloso que trabajara en la película porque pondría todo su corazón en el papel”.

Más sobre

Regístrate para comentar