Jennifer Lawrence sufre uno de sus tropiezos de alfombra roja en Madrid

Han llegado a Madrid después de una gira europea triunfal. El equipo de Los juegos del hambre: Sinsajo 2 ha paseado frente a los cientos de fans de la cinta que les esperaban en las puertas del cine. Jennifer Lawrence, Liam Hemsworth y Josh Hutcherson están más que acostumbrados a la expectación así que de nuevo, con paciencia y habilidad, firmaron autógrafos en su avance, escuchando los vítores, aplausos y gritos de la multitud.

jennifer-lawrence1VER GALERÍA

De Berlín a Madrid, estas son las caras de Jennifer Lawrence en Europa

Sin embargo, quién se iba a imaginar que a Jennifer le volvería a jugar una mala pasada su vestuario. La artista se está convirtiendo en una experta en recuperarse tras los tropezones y es que ser una estrella de cine es mucho más arriesgado de lo que parece. Unos altos tacones y un vestido largo son una combinación letal para mantener el equilibrio mientras se suben las escaleras. Precisamente es lo que le pasó a Jennifer que se enredó, parece, con un zapato y acabó en el suelo, tal y como se puede ver en este vídeo que colgó en redes una fan (@intocaskett).

No es la primera vez que los nervios, la prisa o un determinado vestido le complican el paseíllo a Jennifer, aunque su espontaneidad y buen humor la llevan a levantarse y tomarse estos tropiezos siempre con una sonrisa. Hagamos un repaso por estos momentos "embarazosos". En 2013 se cayó de rodillas en las escaleras por las que subía a recoger su primer Oscar por El lado bueno de las cosas, imagen que dio la vuelta al mundo pero que se debió seguramente a los nervios.

Y es que ya se conocía su vena patosa porque esto ocurrió justo después de que en la entrega de los SAG, mientras subía por su premio, se “desmotara” una parte de su vestido.

jennifer-lawrence3VER GALERÍA

Al año siguiente, 2014, con un espectacular vestido rojo, se tropezó a su llegada a los Oscar, en los que volvía a estar nominada por su papel en La gran estafa americana. Casualmente en las tres ocasiones los vestidos estaban firmados por Dior.

No tiene nada que ver con la marca sin embargo, ya que en Madrid el vestido estaba firmado por Ralph Lauren. ¿Será más bien que la actriz es un poco patosa? La suerte es que no se suele hacer mucho daño ya que, a pesar de su resbalón, Jennifer se unió luego a Liam y Josh en una cena en un tradicional restaurante madrileño donde probaron la gastronomía española (Josh la conoce bien ya que su novia es española, Claudia Traisac). Eso sí se cambió de vestido, ¡no fuera a acabar en el suelo de nuevo!

Más sobre

Regístrate para comentar