De Berlín a Madrid, estas son las caras de Jennifer Lawrence en Europa

La promoción de la última película de Los Juegos del Hambre, Sinjajo Parte 2, está llevando a Jennifer Lawrence a realizar una auténtica yincana por varias capitales europeas. En su desembarco en Madrid –junto a los otros dos protagonistas, Josh Hutcherson y Liam Hemsworth, acompañados del director Francis Lawrence-, ha demostrado que con un golpe de estilo y un poco de actitud es capaz de transformarse una y mil veces.

null

“Me parece un poco decepcionante que la gente vea a Katniss solo como una guerrera que al final se convierte en lo que siempre ha querido, en madre. Quiero ser madre algún día -comentó, mientras se acaricia el vientre- y no creo que eso reste mérito a mi carrera”, ha dicho la actriz a la agencia EFE durante su paso por Madrid. Mientras sus palabras transmitían esta faceta maternal, Lawrence posaba para los medios en le photocall con un estilismo que viene a romper con lo que ha mostrado hasta ahora durante la promoción.

jennifer-lawrence1VER GALERÍA

Por la noche el siempre elegante negro la hizo brillar aunque le jugó también una mala pasada a la que está más que acostumbrada, por desgracia. La intérprete parece que enganchó uno de sus tacones con el bajo de su vestido de Ralph Lauren, lo que le provocó un tropiezo que la hizo caer a su llegada al cine. No es la primera vez que le ocurre -no hay más que recordar sus ya famosas caídas en los Oscar- así que sabe perfectamente cómo recuperar la compostura en cuestión de minutos. Después del pase, los tres compañeros se fueron a cenar a uno de los restaurantes de la capital para degustar las especialidades de la cocina española.

jenniferlawrence-2-VER GALERÍA

Dejando a un lado sus roles lady o mujer fatal, la protagonista de Los Juegos del Hambre sacó en nuestro país su lado masculino con un maxi chaleco en color naranja a modo de vestido, mientras que en sus pies brillaban unas finas sandalias de tacón. Por la noche con este modelo de Ralph Lauren combinó escote a pico con detalles de encaje y transparencias, resaltando su esbelta figura. Madrid parece haberle despertado su lado más sexy, solo un día después de que ‘volara’ en París como si fuera un ángel.

jennifer-lawrence2VER GALERÍA

Fue en la capital francesa, romántica por excelencia, donde Jennifer Lawrence adoptó su estética angelical con un vestido etéreo y vaporoso con el que parecía flotar, completado con un recogido con trenzas que le ayudaba a sacar a la “niña buena” que lleva dentro. Incluso ella misma parecía jugar a echarse a volar con su vestido de Christian Dior, mientras bromeaba con Josh Hutcherson. Y es que el humor y la espontaneidad han sido un complemento más de sus paseos por la alfombra roja: muecas, gestos graciosos, un tanto grotescos algunos como el de la imagen, han conquistado a las cámaras demostrando que la elegancia no está reñida con una actitud positiva. Horas antes había dejado ver en el photocall parisino una imagen lady, enfundada en colores claros, que casi no recordaba a la femme fatal que se paseó por la alfombra roja de Londres.

Odeon Leicester Square, el pasado 5 de noviembre, recibió la actriz cuando estaba mostraba su estilo y actitud más “agresivo”, a base de capas de tul estampado y cadenas, con un peinado sobrio y un maquillaje que parecía endurecer sus rasgos. ¡Voilà! Ante los fans londinenses se mostró como la “mala” de algún cuento de Disney, tan guapa como misteriosa.

null

Intensa y fuerte –como Katniss Everdeen envuelta en llamas-; elegante y sofisticada, como cuando conquistó al mundo con su caída antes de recoger su Premio Oscar. Así fue la primera toma de contacto de Jennifer Lawrence con el público europeo. Con un diseño en berenjena de escote profundo y un aura de estrella de cine de los años cincuenta, la estadounidense dio una lección de glamour en la alfombra roja de Berlín. ¿Qué tendrá preparado para su próxima cita en Pekín?

Más sobre

Regístrate para comentar