Blake Lively, fotografiada por fin con su hija James... o casi

Parece que Blake Lively está dispuesta a hacer lo que sea para preservar la intimidad de su hija James. Desde que nació, la privacidad de la pequeña ha sido una de las prioridades de la actriz, pero siendo una de las estrellas de Hollywood más perseguidas por los fotógrafos y paparazzi, no siempre es fácil. Pero ella hace lo posible por conseguirlo... cueste lo que cueste.

blake2-VER GALERÍA

La actriz de 28 años ha sido fotografiada aterrizando en Nueva York con su hija, a quien llevaba en sus brazos pegándola a ella todo lo posible y abrazándola con cariño. La pequeña iba tapada con una gruesa y mullida manta oscura de borreguito que cumplía una doble función: protegerla del frío aire neoyorquino y de las miradas indiscretas, evitando así una vez más que la carita de la niña quedara al descubierto.

La grave traición del mejor amigo de Ryan Reynolds

Blake Lively está en Barcelona... ¿por qué?

El polémico portabebés de Ryan Reynolds

La propia Blake iba también "de incógnito" en el aeropuerto, aunque eso sí, sin renunciar a su glamuroso estilo. La actriz de Gossip Girl vestía un look invernal en tonos oscuros, con chaqueta y pantalones, botines de tacón de color camel y un sombrero verde botella sobre su rubia melena. Marcando tendencia en la terminal, como no podía ser de otra forma.

blake1-VER GALERÍA

La pequeña James nació justo antes de Nochevieja de 2014, convirtiéndose en el mejor regalo de Año Nuevo para sus famosos papás, Blake Lively y Ryan Reynolds. Desde que la niña nació, los actores han ido desvelando con cuentagotas los detalles de su paternidad. Primero fue el sexo del bebé, que no anunciaron inmediatamente sino que se supo después, y el nombre también tardó varios meses en confirmarse, tiempo en el que no faltaron las especulaciones. De momento han preferido no dejar ver la carita de James, aunque sí se animaron a compartir en las redes sociales una foto de su mano entrelazada con la de Ryan y otra en la que el actor lleva a su hija en un portabebés.

No es de extrañar que Blake y Ryan se tomen tan en serio la privacidad de su hija. La pareja recientemente protagonizaba los titulares de los medios de comunicación por la traición que sufrió a manos de un amigo del actor, a quien descubrieron intentando vender las fotografías privadas de James poco después de su nacimiento. Algo imperdonable para Ryan Reynolds, que afrontó el grave comportamiento de su amigo tomando una postura radical: " No voy a volver a verte ni hablar contigo de nuevo", aseguró.

Más sobre

Regístrate para comentar