Aquí puedes ver como Johnny Depp demuestra que los piratas también pueden ser tiernos

A pesar de que el gobierno australiano le amenazó con sacrificar a sus perros y que allí ha vivido su rodaje más accidentado, Johnny Depp no guarda ningún tipo de rencor al país y es allí en donde ha dejado ver su faceta más solidaria. Excentricidades aparte, el protagonista de Piratas del Caribe se encargó de que el célebre capitán Jack Sparrow conociera a los niños ingresados en un hospital del sur de Brisbane.

Como la estrella que es, Johnny Depp llegó al hospital Lady Cilento en helicóptero, directo del rodaje y sin quitarse ni un ápice de maquillaje. En cuanto salió del helipuerto el actor se dirigió a los pasillos de la zona del hospital en la que se encuentran los niños más enfermos en donde sorprendió a pacientes, enfermeras y familiares.

- ¿Qué harías si te encontraras con el mismísimo capitán Jack Sparrow?

- Johnny Depp resulta herido durante el rodaje en Australia de ‘Piratas del Caribe 5’

- La maldición se cierne sobre la quinta entrega de 'Piratas del Caribe'

Las imágenes fueron captadas por Juiced TV, un canal de televisión grabado por y para los propios pacientes que están ingresados en el Lady Cilento. Los niños hospitalizados son verdaderas estrellas del show y los que entrevistan a aquellos que les visitan, una iniciativa que les ayuda a desconectar del día a día ya que muchos de ellos son hospitalizados de larga duración y o están atravesando un cáncer.

El video muestra como el capital Jack Sparrow –toda una celebridad entre los pequeños y no tan pequeños- desembarca con un compañero de tripulación y sin deshacerse de su papel de pirata se desplaza por el hospital como si de un barco se tratase para finalmente abrazar a los niños, hacerse selfies, gastar bromas e incluso mostrar algún truco de magia, sin duda aprendido como parte del guión.

Es Ula, una paciente de cáncer, la que se encarga de hacer de presentadora del show y tiene la dura labor de entrevistar al Pirata. Depp finge haberse quedado dormido y alega al despertar que su trabajo de “robar” es agotador. La niña le pide que mire a la cámara –un artilugio que el pirata desconoce pues no pertenece a su era- porque eso “le va a hacer famoso”. Un comentario con el que el actor no puede evitar romper a reír y decirle que él no quiere hacerse famoso.

Una hora de diversión en la que hizo que a todo el mundo se le olvidará los desagradables incidentes que protagonizó el pasado mes de mayo cuando se enfrentó con el Ministerio de Agricultura australiano y directamente con el ministro Barnaby Joyce, que al descubrir que Depp había entrado a sus perros en el país de forma ilegal le exigió –con peculiares formas- que o los sacaba de Austrialia o los sacrificarían.

“Si comenzamos a dejar que las estrellas de cine -aunque hayan sido declarados el hombre más sexy dos veces- entren en nuestro país con mascotas, entonces ¿por qué no nos saltamos las leyes para todo el mundo?”, dijo entonces el Ministro. “Es hora de que Pistol y Boo se larguen a Estados Unidos”, continúo el político y añadió que “ahora el señor Depp deberá devolver a sus perros a California o tendremos que sacrificarlos”.

Más sobre

Regístrate para comentar