Nerea Barros, besos y juegos en el agua con su ‘hormiga’ preferida

La actriz está locamente enamorada de Juan Ibáñez, como reflejan las imágenes de sus vacaciones en Ibiza

Nerea Barros nunca podrá olvidar este 2015. Es su año y no puede estar más feliz. Tras alzarse con el Goya a mejor actriz revelación por La isla mínima, la gallega no ha parado de firmar proyectos en los que ha demostrado sus dotes como actriz. La hemos visto en El Príncipe, donde ha trabajado mano a mano con actores tan guapos como Rubén Cortada y Álex González. Sin embargo, Nerea solo tiene ojos para su novio, el colaborador de El Hormiguero, Juan Ibañez, que da vida a la hormiga Trancas.

Nerea Barros, besos y juegos en el agua con su ‘hormiga’ preferidaVER GALERÍA

La pareja está disfrutando al máximo de unas merecidas vacaciones y así de divertidos y enamorados se dejaron ver por las cristalinas aguas de Ibiza. Nerea, espléndida con un biquini negro, se dejó llevar por la pasión y colmó de besos, abrazos y caricias a su chico.

Nerea Barros, besos y juegos en el agua con su ‘hormiga’ preferidaVER GALERÍA

También tuvieron tiempo para jugar y pudimos ver cómo Juan lanzaba a su novia por los aires para aterrizar en el agua.

Nerea Barros, besos y juegos en el agua con su ‘hormiga’ preferidaVER GALERÍA

Nerea Barros, besos y juegos en el agua con su ‘hormiga’ preferidaVER GALERÍA

Nerea Barros, besos y juegos en el agua con su ‘hormiga’ preferidaVER GALERÍA

Juan y Nerea viven un amor de película desde hace más de cuatro años, cuando se conocieron en una sala de conciertos. Durante los primeros años su relación fue a distancia, ya que la actriz trabajaba entonces como enfermera en el Hospital Clínico de Santiago. Finalmente la gallega se mudó a Madrid para dedicarse en cuerpo y alma a su carrera como actriz, y su relación se hizo más estable. “Me costó mucho venir definitivamente a Madrid porque, durante un tiempo, combinaba muy bien la enfermería con la interpretación. Venía muy a menudo a la capital para estar con Juan, pero tampoco podíamos estar mucho tiempo en esta situación. Llegó un momento en que en Galicia no había mucho trabajo y me surgieron temas en Madrid... Y me lancé”, declaró la actriz gallega al diario Levante.

Sin embargo, la pareja no tiene intención de pasar por el altar de momento. Eso sí, el día que se casen sería en Galicia y comerían churrasco y pulpo. “Espero que me lo pida Juan, que yo soy muy romántica”, declaró Nerea.

Más sobre

Regístrate para comentar