Estrella y solidaria: Las dos caras de Salma Hayek en el país de sus abuelos

La actriz ha viajado a Líbano para estrenar su última película, El Profeta, en donde ha realizado una emotiva visita al campo de refugiados sirios

“He soñado con este viaje desde hace años”, dijo Salma Hayek nada más poner un pie en Beirut, la capital del Líbano, y es que este viaje ha sido mucho más que uno de los tantos compromisos de trabajo que se agolpan en las agendas de los actores. La mexicana estaba regresando a la tierra de sus abuelos, en donde además de estrenar una película, ha dejado ver la cara que se esconde detrás de su barniz de estrella, la una mujer solidaria y comprometida.

nullVER GALERÍA

La mujer de François-Henri Pinault se encontraba en el país para promoción de su última película, El Profeta, escrita y dirigida por Roger Allers, el realizador de El Rey León. Su primera cita fue con los medios y esa misma noche deslumbró sobre la alfombra roja en la premiere, en donde estuvo acompañada por su amigo el diseñador libanés Elie Saab, quien firmaba el espectacular vestido en plata que lucio la actriz, y por su padre, Sami Hayek Dominguez.

Encantadora con los medios y feliz por estar en el país en el que nacieron sus abuelos, la actriz estaba resplandeciente y causó un auténtico frenesí a su llegada ante la multitud de fotógrafos. Sin embargo estas imágenes quedaron pasaron desapercibidas puesto que horas antes Salma Hayek había estado en el campo de refugiados sirios, en donde mostró la mejor versión de ella misma.

nullVER GALERÍA

El conflicto en Siria ha hecho que más de diez millones de personas, entre las que hay niños y niñas, hayan tenido que refugiarse en el Líbano, entre otros países. Una realidad que la actriz ha querido mostrar acudiendo a los campamentos y aprovechando el altavoz que le brinda el ser internacionalmente conocida para que este drama no quede en el olvido.

"Estoy profundamente impresionada por el valor de los niños refugiados sirios y sus familias que contra todo pronóstico y a pesar del daño sufrido o presenciado tienen esperanza en un futuro mejor", declaró la actriz que apoyó la campaña de Unicef para recaudar fondos para que los niños de los campos puedan tener acceso a la educación y evitar así que “se pierda toda una generación”.

nullVER GALERÍA

Durante el tiempo que permaneció en los campos la actriz prestó especial atención a la infancia, jugó con los niños, les colmó de afecto e incluso colaboró en las labores de alimentación. Una experiencia con la que la mexicana se quedó “profundamente impresionada por el valor de los niños y sus familias”.

El viaje al Líbano se completó con una visita a la región de Bisharri, en donde es originario el escritor Gibran Jalil Gibran, en cuyos escritos se basa El profeta, en donde la actriz da voz a Camila, la madre de Gibran. Durante esa excursión Salma posó con la estatua del literato y protagonizó emotivas imágenes junto a su padre, que no pudo evitar besarla con orgullo con el bello paisaje de sus antepasados de fondo.

nullVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar