El triunfo de la española Natalia de Molina traspasa fronteras

La actriz andaluza, que el año pasado recibió el Goya a la mejor actriz revelación por su papel en 'Vivir es fácil con los ojos cerrados', recibió el galardón 'Shooting Star', que distingue a los talentos emergentes del cine europeo

El año pasado se convirtió en una de las grandes protagonistas de los premios Goya al conseguir alzarse con el 'cabezón' a la Mejor actriz revelación por su papel en la película Vivir es fácil con los ojos cerrados, del director David Trueba y en la que comartía protagonismo con el gran Javier Cámara. Desde entonces, la vida de Natalia de Molina ha cambiado, y mucho. De hecho, quién le iba a decir a la actriz hace justo un año que ahora iba a poder pasearse por la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de Berlín como una gran estrella.

Natalia de MolinaVER GALERÍA

La actriz andaluza recibió el galardón Shooting Star, con el que la European Film Promotion (EFP) distingue a los talentos emergentes del cine europeo, ni más ni menos que de las manos de la mismísima Natalie Portman. "Estoy un poco asombrada con todo lo que me está pasando y estoy disfrutando muchísimo", declaró en entrevista con la agencia EFE, además de confesar que estar en la Berlinale es "realmente una oportunidad muy grande".

Natalia, que estaba espectacular y presumió de figura con un ajustado vestido en creppê de seda natural color guinda de Lorenzo Caprile, lleva desde el viernes con otras nueve futuras promesas del cine europeo reuniéndose con directores de cásting y productores de todo el mundo, con "gente de la industria a nivel internacional". "Es importante que la gente sepa que hay actores españoles que están reconociéndose no sólo en España, sino en Europa e incluso a nivel internacional", aseguró la actriz, que está muy ilusionada con el rumbo que está tomando su carrera: "Ojalá que esto suponga que en un futuro trabaje a nivel internacional".

Natalia de MolinaVER GALERÍA

Después de Vivir es fácil con los ojos cerrados, de David Trueba, De Molina rodó el año pasado cuatro películas -Cómo sobrevivir a una despedida (Manuela Moreno), Techo y comida (Juan Miguel del Castillo), Sólo química (Alfonso Albacete) y Pozoamargo (Enrique Rivero), además de una serie de televisión, Bajo sospecha.

"He hecho dos dramas y dos comedias, con personajes totalmente diferentes los unos de los otros. Estoy muy contenta, es un año que tenga trabajo o no, que me salga algo nuevo o no, va a ser de promoción y de estrenar películas y de recoger lo que he sembrado", dijo la actriz, que ha sucedido a otras estrellas de nuestro cine que han recibido este reconocimiento como Clara Lago, Verónica Echegui, Elena Anaya, Marta Etura, Juan Diego Botto, Eduardo Noriega y Óscar Jaenada, entre otros.

Natalie PortmanVER GALERÍA

De Molina, que comenzó haciendo teatro, algo que ama y tiene "muchísimas ganas de hacer", porque "lo que se vive haciendo teatro es mágico", se siente igual de cómoda en el cine, en la televisión y sobre un escenario. "En los tres ámbitos aprendo muchísimo y crezco como persona y como actriz", afirma.

Como talento emergente del cine europeo, y a pesar de haber rodado ya - en su debut en la gran pantalla- con un realizador consagrado como David Trueba, la actriz dice confiar mucho en los directores noveles y en la gente que está empezando, "que a lo mejor no es muy conocida, pero supertalentosa". "Es muy bonito participar en una película cuando es su primera película. La primera cosa que haces a nivel grande es tan especial, es algo que no vas a olvidar en tu vida, que me siento muy afortunada de poder formar parte de ese momento de los directores, de otros compañeros actores", señala.

Natalia de Molina y Natalie PortmanVER GALERÍA

De Molina, que como European Shooting Star ya tiene una nueva puerta abierta para hacer despegar su carrera internacional, todavía tiene una asignatura pendiente, dice: aprender inglés.

Durante la gala, también recogieron el premio otras jóvenes promesas como Maisie Williams (más conocida por su papel en la exitosa serie Juego de Tronos), Sven Schelker, Emmi Parviainen, Moe Dunford, Hera Hilmar, Joachim Fjelstrup, Abbey Hoes, Aiste Dirziute and Jannis Niewoehner.

Natalia de Molina y Natalie PortmanVER GALERÍA

Natalia Portman, que fue la encargada de hacerles entrega de sus merecidos premios, causó sensación en la alfombra roja convertida en una verdadera princesa con un precioso vestido palabra de honor de color rosa pastel con detalles de paillettes dorados y negros en el escote. Unas sandaslias a juego y un romántico recogido con volumen en la coronilla, pusieron el toque final a su look 'de cine'.

Helen MirrenVER GALERÍA

Helen Mirren, de 69 años, se convirtió en otra de las protagonistas de esta edición de la Berlinale no sólo por acaparar todos los flashes con un elegante y llamativo vestido verde de encaje, sino porque al llegar a la gala se tropezó subiendo las escaleras. Sin embargo, el susto de la actriz, que llevaba unas sandalias transparentes con un tacón altísimo, quedó en eso, en un susto, y ella se lo tomó con mucho humor.

Mirren presentó su nueva película, Woman in Gold muy bien acompañada y posó 'escoltada' por cuatro galanes del cine que levantan pasiones allá a donde van: Ryan Reynolds, que no acudió acompañado de su mujer, la también actriz Blake Lively, con la acaba de estrenarse como papá; Max Irons, hijo Jeremy Irons y la actriz irlandesa Sinéad Cusack, y Daniel Brühl.

Helen MirrenVER GALERÍA

Más sobre

Leer más