Ana de Armas, hay nueva estrella en el firmamento latino de Hollywood

Aunque es de origen cubano, esta actriz es de la joven cantera española y se dio a conocer por su papel en series como El Internado o Hispania

Aunque es de origen cubano, Ana de Armas forma parte de la cantera de actores forjada en series y películas españolas. Su rostro dulce y sus grandes ojos verdes comenzaron a resultar conocidos en nuestro país gracias a papeles adolescentes. Sin embargo, los proyectos que va a presentar durante el año 2015, parecen afirmar que hay una nueva estrella en el firmamento latino de Hollywood.

La primera película que rodó en Estados Unidos acaba de ver la luz en el Festival de Sundance. Knock Knock es la cinta con la que Ana de Armas comenzó en el mercado americano y gracias a la que forjó una gran amistad con Keanu Reeves.

Su presencia en el prestigioso escaparate de cine independiente, plagado de estrellas “hollywodienses”, es sólo el comienzo de un gran año para esta actriz, ya que a este estreno le sigue el de Hands of Stone en el que trabaja junto a Robert De Niro en el biopic sobre el boexador panameño Roberto Durán, donde interpreta a Felicidad Iglesias.

Este personaje no es el único con perfil latino que ha llevado a cabo Ana de Armas, puesto que actualmente está involucrada en su segunda película junto a Keanu Reeves Daughter of God, en la que da vida a Isabel de La Cruz, una chica que vive extraños sucesos, a la vez que un detective (Reeves) investiga la verdad sobre la muerte de su novia. Una cinta que le ha llevado a mudarse temporalmente de Los Ángeles, en donde está afincada, a Nueva York, en donde se desarrolla el rodaje.

Así que el 2015 de Ana de Armas se presenta frenético y su carrera imparable. Un sueño que comenzó con 14 años, cuando empezó a estudiar interpretación en la escuela de teatro nacional de La Habana. Donde rodó su primera película, Una rosa de Francia, en la que enamoraba, nada más y nada menos, que a Alex González. Con el firme deseo de ser una gran actriz y los 18 años ya cumplidos, hizo sus maletas para continuar con su formación en España.

En nuestro país el trabajo no tardó en llegar y gracias a la cinta Metiras y Gordas -donde compartía reparto con otros miembros de la cantera española como Mario Casas, Ana Polvorosa, Maxi Iglesias, Yon González, Hugo Silva y Alejo Sauras- y el papel de Carolina en El Internado, se convirtió en un rostro conocido entre los adolescentes españoles.

Los triunfos en la pequeña pantalla española no terminaron allí, y en el año 2011 fue una de las protagonistas de la serie Hispania. En ese momento se casó con el también actor Marc Clotet -la actual pareja de Natalia Sánchez-, del que se divorció en el año 2013. Año en el que comenzó a dar su salto a Estados Unidos, sin desvincularse totalmente de España puesto que también ha llevado a cabo algún proyecto aquí, como Por un puñado de besos, en donde se convirtió en el objeto de deseo de Martín Rivas, con el que ya había trabajado durante El Internado.

Más sobre

Regístrate para comentar