Los inmejorables cuarenta años de Rodolfo Sancho

El actor ha cumplido años en un excelente momento tanto personal como profesional

Ha llegado el momento del temido cambio de década. La barrera de los cuarenta es importante en la vida de toda persona y en este caso el protagonista de este cumpleaños puede presumir de atravesarla en un momento inmejorable de su vida. Rodolfo Sancho, que sigue siendo uno de los actores más queridos y admirados de la pequeña pantalla, ha soplado cuarenta velas en su tarta este 14 de enero y lo ha hecho con la satisfacción de encontrarse en una de sus mejores etapas a todos los niveles.

rodolfo-sancho2VER GALERÍA

En lo profesional, tras el gran éxito de la serie Isabel que le mantuvo en pantalla durante tres temporadas como Fernando el Católico, se enfrenta a un nuevo papel en otra serie histórica El ministerio del tiempo, que se sitúa también en torno al siglo XV. En esa época se sitúa la creación del ministerio secreto cuyo objetivo es evitar que nadie cambie el pasado para su propio beneficio en un futuro, una aventura en la que se combinarán aventuras, ciencia ficción e historia.

rodolfo-sancho1VER GALERÍA

¿Logrará conquistar con ella a la audiencia como lo hizo con Isabel? En los últimos años el rostro del artista se ha convertido en un habitual de las series que enganchan al público como La señora o las primeras etapas de Amar en tiempos revueltos, así que seguro espera repetir las buenas críticas.

xenia-tostado1VER GALERÍA

Un año que se presenta estupendo en cuanto a trabajo pero también en lo que se refiere a su vida personal. Será este 2015 cuando Rodolfo vuelva a vivir la experiencia de la paternidad con la también actriz Xenia Tostado, con la que comparte su vida desde hace ocho años. La pareja espera su primer bebé en común, el segundo para el actor que ya es padre de un joven de 20 años. Se pudo ver al actor llegando a casa tras un día de trabajo y tal vez allí le estaba esperando Xenia para hacer una pequeña fiesta en familia. Motivos no les faltan para brindar así que, sin duda, son unos cuarenta años que merece la pena celebrar.

Más sobre

Regístrate para comentar